Coalición canalla: Möet Winter Louge, esquí con champán

Abrígate bien! Porque vamos a darnos un garbeo por el exclusivo espacio que la marca Möet & Chandon ha inaugurado en la estación de esquí de Baqueira-Beret. Vamos a tomarnos una copa de lo más exclusiva en las alturas.

La terraza está a pie de pista
LUIS LANDEIRA | 30/12/2013 - 10:17

1922 hectáreas de superficie esquiable, 120 kilómetros de pistas pisadas, 1.000 metros de desnivel, 14 kilómetros de itinerarios… Situada en el Valle de Arán (Lleida), Baqueira Beret es la mayor estación de esquí de España y todo un referente del lujo universal, gracias a la calidad de sus nieves, su oferta hotelera y sus actividades après-ski.

Así que la marca de champagne Möet Chandon no podía haber elegido mejor lugar para instalar su Winter Lounge, un espacio único en el que es posible comer o tomar una copa contemplando las increíbles vistas del Pirineo catalán. Una experiencia impagable para todos aquellos que quieran relajarse tras una larga y fría sesión de esquí.

Ambiente selecto

Ubicado en la cota 1.850, entre la salida de los telesillas Horat Deth Bo y Vista Beret, el Moët Winter Lounge abre sus puertas por cuarto año consecutivo. Permanecerá activo durante toda la temporada de esquí, convirtiéndose de nuevo en la terraza de moda a pie de pistas, gracias a su sofisticada estética y a su ambiente elegante.

En la inauguración del espacio, se dieron cita personalidades de la talla de Alfonso de Borbón, el conde Luis Medina, la presentadora Alejandra Prat, Juan Manuel Alcaraz, Nuria March con su marido José María Pasquin, la modelo María José Suárez o el aristócrata Fernando Martínez de Irujo.

Todos ellos son clientes habituales del Möet Winter Lounge, que además de estar abierto durante los horarios de esquí, puede ser alquilado para cenas especiales, beneficiadas por la silenciosa magia de la montaña.

Gastronomía bajo cero

En la terraza del Lounge, los esquiadores pueden disfrutar de copas para todos los bolsillos: desde botellas de Dom Pérignon Vintage 2002 (a 180€) hasta copas de Moët a 9 pavos. Las tapas también son variopintas, y lo mismo sirven caviar nacari que un pincho de tortilla. Para algo más contundente, tendrás que reservar mesa en el restaurante.

El menú de degustación no está nada mal, e incluye entrantes con jamón ibérico, pan de cristal, croquetas de merluza o tataki de atún. De plato principal, una chuleta de buey al grill para compartir. Y los postres corren a cargo del chocolatero y pastelero Oriol Balaguer. Todo esto, regado con champagne Moët Imperial Brut, cuesta 100€ por cabeza.

Moët Winter Lounge continúa siendo, pues, un referente del glamour, y una cita ineludible para todos los aficionados al esquí en particular y al buen vivir en general.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados