Coalición Canalla: Nasti & No, Berlín es el nuevo Madrid

Los creadores del antiguo Nasti estrenan dos nuevos clubes, nada menos: el No, ubicado en la madrileña sala Clamores, y un nuevo Nasti, ahora en Berlín.

La it-girl Natalia Ferviu en el NO
Luis Landeira | 29/01/2014 - 10:49

El pasado 27 de julio, el Nasti, la legendaria sala indie del barrio de Malasaña (Madrid) cerró sus puertas, tras 13 años de intensa actividad.

¿Los motivos? Por un lado, la implacable crisis global y, por otro, la agresiva gestión del Ayuntamiento madrileño, que implicó fuertes subidas de IVA, controles policiales por sorpresa, disminución del aforo o recorte de la hora de cierre.

Pero Carla, Chema, Laura y demás responsables del viejo local no se rinden. Y además de fundar un nuevo club en Madrid, llamado NO y ubicado cada viernes en la sala Clamores, han trasladado el Nasti a Berlín, una ciudad mucho más afín a sus gamberros y hedonistas planteamientos noctámbulos.

Aprovechemos el don de la ubicuidad que siempre ha tenido Coalición Canalla y pongamos un pie en cada uno de los clubes.

NO Madrid

Como una negación nihilista de la realidad madrileña o una radical refutación de la No Wave neoyorquina (aquella agresiva respuesta a la comercialización de la New Wave que les sirve de lejana inspiración), el club NO nació a principios de enero de 2014. De entrada, fue un consuelo para los indies huérfanos que dejó el llorado Nasti tras su cierre.

Porque sus fundamentos siguen siendo los mismos, sólo que ahora, en lugar de aquella cueva sucia, punki, oscura y acogedora, tienen la apañada sala Clamores (calle de Alburquerque, 14), que en otras horas y otros días ejerce como club de jazz. Da igual, el crapulismo se lleva en la sangre y, por eso, gran parte de su viejo público les ha seguido.

Entre los pinchadiscos, la flor y nata del underground indie nacional: fenómenos como Elou Leolento, Pedro Papel, Yayo V. Codesido, Arturo Expósito o César Lores, mezclan soniquetes del pasado, del presente y del futuro para hacer bailar a propios y extraños. Ah, la entrada es gratuita hasta las 2 de la madrugada. Si llegas más tarde, pagas 10 €.

Nasti Berlín

Viernes 31 de enero a las 23. Son la fecha y la hora oficiales de la inauguración de Nasti Berlin, que ha encontrado un emplazamiento ideal en el cruce de las calles Stralauer Allee y Warschauer Platz, junto al río Spree. A caballo entre Froiedrichshain y Kreuzberg, la zona recuerda al barrio de Malasaña antes de que fuera víctima de la gentrificación.

El espíritu de la sala será muy similar al de su antepasada madrileña, pero con una programación más electrónica, acorde con los gustos de la parroquia berlinesa. La primera noche, habrá un directo de Aster (dúo que mezcla techno, electro o acid house) y pinchadas del neoyorquino Lee Douglas y los españoles Hugo Capablanca y Joan Bernat.

Nasti y NO. Madrid y Berlín. Dos clubes para dos ciudades. Dos buenas muestras de que, sea cual sea la situación geográfica, el país, la época y las dificultades, es posible resistir, reinventarse, renacer de las cenizas y empezar de cero. O casi. ¿Que no?

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados