Coalición Canalla PXXR GVNG, la mafia del baile

Desde el barrio barcelonés del Raval, llega este demoledor grupo de trap que está poniendo patas arriba España con unas espectaculares fiestas-concierto donde se bebe, se fuma, se rapea y se perrea como si no hubiera un mañana.

PXXR
Luis Landeira | 10/02/2015 - 17:51

Madrid, 16 de mayo de 2014. En la Sala Shoko se celebra un pequeño festival que aglutina a lo más florido y granado del rap underground nacional. Entre ellos, brilla con luz propia un novísimo combo llamado PXXR GVNG (es decir, Poor Gang), también conocido como Los Pobres, formado por miembros del colectivo madrileño Corredores de Bloque y de los granadinos Kefta Boys, junto con el productor barcelonés Steve Lean.

La actuación de PXXR GVNG es impecable, pero agresiva y violenta: sobre un atronador playback, escupen insultos, mastican rimas, tiran botellas al público y gesticulan con furia visigoda. Los pirris están cabreados, entre otras cosas, por una grave falta de respeto del grupo MDE Click: “Que aquí algunos van de estrellas, de cabeza de cartel y aún no nos hemos visto el pelo”, sueltan airados en un momento del show.

 

Pero la cosa no queda ahí. Poco después de terminar la actuación, se monta la de Dios es Cristo en los camerinos, cuando D. Gómez de PXXR GVNG le parte la cara al rapero N-Y de MDE Click. Media hora más tarde, el artista agredido saldría a escena con un ojo morado, ofreciendo una actuación breve y fallida.

La pelea trajo cola en un mundillo donde suele haber mucho ruido y pocas nueces, hasta el punto que Gómez y uno de sus compañeros de grupo, Yung Beef, optaron por dar su versión de los hechos en este video, mientras se zampaban unos espaguetis viudos.

 

Pobres con actitud

Como un elefante en una cacharrería. Así irrumpieron PXXR GVNG en la escena rapera nacional. Desde siempre, el cuarteto ha dejado claro de que lo suyo no es un juego, sino algo real como la (mala) vida y duro como el asfalto. No en vano, ellos siempre se habían definido como “organizaciones criminales que de vez en cuando hacen música”. Y eso mismo parecen en alguno de sus vídeos, como este ‘Guapo‘, donde colaboran el marroquí Hakim y el norteamericano Southside.

 

Pero PXXR GVNG son ambiciosos y tienen como objetivos salir del gueto y vivir del cante. Y para eso se han juntado sus cuatro miembros, cuyas edades oscilan entre los 18 y los 24 años. Aunque la marca representa a muchos más artistas, parientes, amigos y vecinos, el núcleo de PXXR GVNG está formado por el MC madrileño D. Gómez (procedente de la CB Click y autor de seis excelentes trabajos en solitario), el marroquí Khaled, el rumano Yung Beef (ambos del colectivo granadino Kefta Boys) y el productor barcelonés Steve Lean quien, entre otras cosas, ha creado el armazón sónico de dos mixtapes maestras de Beef: ADROMICFMS y #FREEMOLLY.

Y es que la incontinencia creativa de estos chicos los ha convertido en los traperos más prolíficos del país. Juntos, por separado o mezclados con terceras personas, los Pobres van soltando en YouTube temas y temas, bien sueltos o bien en formato mixtape. En ellos, hablan sin pelos en la lengua de sexo, droga, pobreza y violencia. Y, de paso, se meten con todo el mundo: no se cortan a la hora de llamar “bobo” al veteranísimo MC Mucho Muchacho y disparan sonoros “fucks” a tótems del hip hop como Gucci Mane, Chief Keef o Gamberros GP.

 

Supervivientes

Por más que YouTube los censure una y otra vez, PXXR GVNG resurgen de sus cenizas cada vez más fuertes y, bastardos como ellos solos, acometen sin complejos y con precoz maestría todos los géneros que se les antojan, desde el trap al reggaeeton, pasando por el pop, el merengue, la electrónica experimental, la bachata o el moombathon.

Hablan, rapean, berrean o canturrean en un castellano mestizo, trufado con palabrotas, enriquecido por el fraseo bilingüe del marroquí Khaled y un enigmático argot callejero que ya forma parte de su arsenal lírico. El resultado es un sonido nuevo, marginal, original, inconfundible e intransferible: la última mutación del rap.


 

Swaggers sin fronteras

Aunque por el momento no tienen disco físico, la obra de PXXR GVNG supera en tamaño, calidad y originalidad a la de la práctica totalidad de los raperos españoles. Solo hay que rastrearla en internet y disfrutarla así, a pelo, igual que ellos la graban. Porque estas cosas, cuanto menos se piensen, mejor. Sin apenas esfuerzo, los Pobres han convertido el trap en el nuevo punk y el reggaeton en una de las bellas artes. Un reggaeton que, por cierto, facturan bajo el pseudónimo de La Mafia del Amor, que les sirve para explorar hazañas lúbricas y sentimentales sin traicionar su esencia.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/ql34iXZv2gI” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

Así las cosas, en apenas un año de existencia, PXXR GVNG se ha convertido en un fenómeno que atrae tanto a swaggers adolescentes como a treintañeros modernos o gourmets musicales de mediana edad. Parte de la culpa la tiene su directo: en el festival barcelonés BAM hicieron saltar a 10.000 almas y, el pasado enero, reventaron la sala Arena de Madrid con un espectáculo multimedia donde proyectaron en pantalla gigante beefs, mensajes irónicos como ‘DEJAD LA DROGA’ y hasta insultos que sus haters les tiran por Internet. Además, sacaron a una legión de fans y groupies al escenario, para que bailaran y cantaran con ellos. Más que un concierto, fue un fiestón desmesurado, donde los porros, las botellas y la molly corrieron como la pólvora.

 

Ahora, el porvenir parece radiante para los Pobres, que ya viven cada uno en su pisito del Raval y han aparcado oficios más ingratos, como friegaplatos, frutero o camello. Khaled lo explica así en uno de sus temas más recientes: “He cambiao la tana por el micrófono; mama, ahora soy autónomo, ya no vendo kilos ahora hago bolos, salgo de party y encima de esto cobro”.

 

Usted no puede pasar, la fiesta no es para ricos

Recién fichados por la agencia de management Middleground, que ha puesto a su disposición un local para trabajar en sus temas, la PXXR GVNG tiene, además, un hueco en La Trap Jaus, la novísima fiesta mensual de la sala Razzmatazz (Barcelona), que celebra su próxima edición el 12 de febrero con un evento carnavalero. Para más inri, su productor, Steve Lean, ha sido reclutado por el legendario colectivo yanqui 808 Mafia.

Pero quizás lo más llamativo es el hecho de que Los Pobres han sido seleccionados para actuar en el prestigioso festival internacional de música electrónica Sónar, que tendrá lugar del 18 al 20 de junio en Barcelona, y donde compartirán cartel con titanes del ritmo como Chemical Brothers, Flying Lotus, Skrillex o Yung Lean & Sad Boys.

No obstante, habrá otras oportunidades de ver a Los Pobres en acción antes del Sónar, pues se encuentran de gira por las Españas. Tras arrasar en Madrid, acaban de actuar en Valencia el día 6 de febrero (en el club Jerusalem), el 13 de marzo lo harán en Málaga (en el espacio Eventual Music) y el 14 de marzo en la sala Apolo de Barcelona.

Y aún les queda tiempo para seguir ramificándose en nuevos y electrizantes proyectos paralelos, como Los Yumas, supergrupo integrado por la PXXR GVNG en colaboración con Vicious & Big Jay, aka Los Zafiros, el dúo que abre algunos de sus conciertos.

En fin, primo, que si no te gustan Los Pobres, es que eres rico… o algo peor.


 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados