Coalición Canalla: Ruta destroy por Ferrol

Como en la película ‘Bienvenidos al fin del mundo’, emprendemos hoy una ruta destroy por la ciudad de Ferrol, que nos lleva a los mejores locales de esta mágica y decadente ciudad gallega. El premio por llegar al final es una noche de diversión garantizada. ¿Te vienes?

Cantón Vello
LUIS LANDEIRA | 08/01/2014 - 17:32

“Ferrol, Ferrol, tú nunca duermes, con tu vida tan especial, y entre tu ritmo de hoy siento tu piel, me haces sentir sensacional”. Lo canta el artista limodrés Roger de Flor en su particular versión del ‘New York, New York’ popularizado por Sinatra. Y da en el clavo. Porque, pese a su decadencia económica y demográfica, Ferrol tiene una de las noches más divertidas de Galicia.

Las empedradas calles de esta urbe atlántica están repletas de oscuras cuevas donde hacer el mal y paladear brebajes de alto voltaje etílico. Así que hoy vamos a “salir de carallada” (como se dice por aquí) y olvidar la dichosa cuesta de enero en algunos de los garitos más calientes de la ciudad. ¿Te vienes?

Cantón Vello (Calle Taxonera, 1)

Ubicado en la zona de Esteiro, este pub es una buena opción para picar algo y tomar las primeras copas. Porque, desde su reciente cambio de nombre, dueños y estilo, Cantón Vello goza de una sabrosa oferta gastronómica y una excelente programación musical, ya sea en sesión vermú, de tarde o noctámbula. Por aquí han pasado Califa Swing Trío, Velcro, Los Eternos o el Cabaret La Bo Ral. Eso por no hablar de las sesiones de DJ, las proyecciones de cine o las fiestas temáticas, que convierten al local en una suerte de ateneo postmoderno y enxebre. El mismo equipo se encarga del pub Pin Sapo (calle María, 208), también muy recomendable.

Manchita Cosa (calle Magdalena, 138)

Sin duda, el bar más “punki” de Ferrol y parte del extranjero. El local es poco más grande que un garaje, pero su ambiente es tan sucio, canalla, sudoroso y humeante que no desentonaría en el corazón de Malasaña. Cualquier día es bueno para emborracharse en el Manchita, pero mejor si hay concierto o buenos DJs. En su escenario hemos visto a Track Dogs (folk rock), Lili Berlin (cabaret), Hanna (beat box) y un largo etcétera. Y los pinchadiscos invitados abarcan un amplio espectro que va de Autómatas Beat a Chema Rey. En fin, todo un ejemplo de lo que debe ser un antro de vicio y perversión para bailar hasta morir.

Carteles (calle del Sol, 139)

Este singular pub es un punto de fuga en la ruta que, llueva o truene, el paisanaje recorre cada fin de semana. Aquí el menú musical trasciende el rock para mutar en reggae, soul, boogaloo, ska, rocksteady, ye-ye, garage, northern soul y lo que se tercie, servido por DJs como Dani e Xandre, grupos como The Right Nows, Bertones o tú mismo, si te sobran unas monedas para echar en la luminosa gramola de la casa. Por montar, hasta montan pequeños festivales de hip hop. Y por tener, tienen hasta futbolín. ¿Quién da más?

Super 8 (calle Real, 223)

Tal vez, la sala de conciertos más importante de la ciudad, si atendemos a su aforo, su poderío técnico y la calidad de su programación, bastante variada pero con especial predilección por sonidos independientes de aquí, allá y acullá. En los últimos tiempos, Sex Museum, The Cynics, Bad Manners, Doctor Explosion o Airbag se han subido a su palestra. Además, abren hasta las 5 de la mañana, por lo que, a partir de cierta hora, con el pedo bien pillado, es la mejor opción para pasárselo bomba, bailando y ligando en su agitada pista.

El Ghetto (calle del Sol, 189) 

¿Y ahora a dónde carallo vamos? Aquí, en Ferrol, si pasas de discotecones y no dispones de piso franco, sólo hay una respuesta: el Ghetto, after hours que ejerce de sumidero para todos los crápulas de la zona de Amboage. El bar empezó hace años y era llamado “La Voluntad” porque las consumiciones no tenían precio fijo. Tras cambiar de dueño y nombre, sigue siendo un acogedor tugurio, equipado con una pintoresca terraza de piedra, para beber y fumar hasta bien entrada la mañana. ¿La música? No la recuerdo: a esas horas uno va demasiado ciego.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados