Coalición Canalla: Tartufo & Kerala, los refugios de Aran

Nos damos una vuelta por la discoteca y el gin-club donde la sobrina díscola de José María Aznar , portada de ‘Interviú’ hace apenas unas semanas, ejerce de relaciones públicas.

Aran, en buena compañía
Luis Landeira | 12/03/2013 - 10:25

La conocemos por su espectacular desnudo en ‘Interviú’, por sus apariciones en ‘Sálvame Deluxe’, por ser la oveja negra de la familia Aznar. Pero Aran es, además, una gran profesional de la noche madrileña, que cuenta con una dilatada trayectoria como relaciones públicas VIP de locales como Bisu, Kube, Fanes… o, ahora, Tartufo y Kerala.

Gracias a su buena planta y a su don de gentes, Aran Aznar convierte en éxito cada local que amadrina, donde recibe a los clientes como si fueran viejos y entrañables amigos. Cada noche, lidia con celebrities como Carmen Lomana, Hugo Silva, Mario Casas, concursantes de ‘Gran Hermano’ o estrellas de ‘Mujeres y hombres y viceversa’.

Tomemos unas copas, pues, en Tartufo y Kerala, los dos establecimientos que, en la actualidad, son orquestados por esta rebelde tal vez sin causa, pero sí con mucha marcha.

El barroquismo discotequero de Tartufo

Tartufo es una discoteca ubicada en el numero 75 de la calle Hernani que se ha convertido en punto de encuentro para el pijerío más gamberro de la capital. Sus puntos fuertes son una deslumbrante decoración y un aguerrido ejército de azafatas, gogós, camareras y vicetiples.

Diseñada por Tomás Alía, Tartufo tiene como base una sala de 300 metros cuadrados, ocupada por barras y pista de baile y rodeada por reservados en forma de palco. El estilo es barroco-modernista, engalanado por lujosos complementos como lámparas de brazos de porcelana o cortinas de cristales de Swarovski.

La estética de Tartufo se beneficia, además de una iluminación RGB y unas hipnóticas proyecciones. En cuanto a la música, triunfan los hits mainstream de los años 90 y el house más acolchado, ideal para que su exclusivo público menee el bullarengue.

El chic hindú de Kerala

Emplazado en el corazón financiero de Madrid, número 153 del Paseo de la Castellana para ser exactos, Kerala es, hoy por hoy, uno de los gin-clubs de moda en la Villa y Corte. Y no sólo por el buen hacer de Aran Aznar.

El diseñador Javier San Luis se inspiró en la región de Kerala (al suroeste de la India) para decorar este local en el que destacan las maderas viejas y las lámparas de lámina de cobre con perforaciones. En los bafles, suena un estimulante asian chill-out.

Kerala dispone de un espacio común y también de pequeños reservados, perfectos para organizar pequeñas reuniones privadas mientras se degustan combinados, cócteles, tés o cafés. Como buen gin-club, ofrece una carta con 37 variedades de ginebras, supervisada por el prestigioso campeón de España de gin tonics Israel G. Martín.

En Kerala puedes citarte con los amigos, quedar con un ligue, asistir a las explosivas tardes-noches de solteros “Single Afterwork”… O tomar la primera copa para irte luego al Tartufo o a cualquier otro club. Tienes para elegir. Porque, como diría el tío de Aran, la noche de España va bien.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados