Coalición canalla: Toni2, el último piano bar

Esta semana viajamos en el tiempo. Y no necesitamos un DeLorean ni los sesudos cálculos del profesor Emmett Brown, porque Luis Landeira nos lleva al Toni2, un local de rancio abolengo en el corazón de Madrid en el que se encuentra el último ejemplar de la extinta raza de los piano bares.

Premios y boleros
LUIS LANDEIRA | 15/10/2013 - 9:02

“Solamente una vez, amé la vida, solamente una vez, y nada más”. El popular bolero  de Agustín Lara es una de las piezas más solicitadas y coreadas en el Toni2 ( toni2.es ), genuino antro de rancio encanto que aporta sal y pimienta a la, cada vez más sosa, noche madrileña. Así que, aunque sea solamente una vez en la vida, vale la pena amar al Toni2.

El piano bar fue fundado en 1979, cuando la juventud andaba liada con la dichosa Movida. Entonces, el Toni2 era frecuentado por ‘puretas’, almas de alrededor de 50 años que se refugiaban en esta cueva para tomar una copa y alternar con malas compañías. Hoy, el local es tendencia y es visitado también por modernos, hipsters y gente joven.

Tócala otra vez, José Luis

Pero, ¿por qué Toni2? Pues ni más ni menos que por Antonio Tejero Cadenas, “Toni”, fundador en los años 60 del Toni1, mítico piano bar del barrio de Salamanca, pionero del destape y donde, al parecer, se escuchó por primera vez a los Beatles en España. Años después, abrió el actual Toni2 (Almirante, 9), que se convirtiría en otra leyenda noctívaga.

Aunque Toni murió en 2006, la filosofía de su bar continúa intacta en manos de su hijo César: buenas copas, decoración clásica y un piano como epicentro de la juerga. La música es destilada por tres diestros pianistas: Rostislav Fedorov, José Luis Sánchez y el veterano Jesús Serrano, que lleva tres décadas acariciando el piano de este local.

Antes de la medianoche, en el Toni2 hay calma chicha. Pero después, los espontáneos van pidiendo el micrófono, le susurran al pianista la canción que quieren y se ponen a aullar, entre sonoros coros y palmas de los parroquianos. Da igual que le pidas a Alaska o a la Piquer, Serrano se las sabe todas, siempre y cuando no te pases de listo ni de indie.

Un local de película

Con un horario que se extiende hasta las 6 de la mañana, el Toni2 es un pequeño y bizarro oasis en una ciudad donde casi todos los bares cierran a las 3. Aquí no suele haber cola y te puedes hasta sentar en mullidos sillones. Un apetecible ‘plan B’ para comer algo, tomar un trago o conocer chicas guapas y singulares personajes.

El encanto del Toni2 no ha pasado desapercibido al mundo de la farándula: era el bar favorito de José Luis Coll y hoy es frecuentado por Millán Salcedo de Martes y 13, Andrés Calamaro, Rufus Wainwright, Jaime Urrutia o los Bardem. Además, aquí se han rodado videos de Deluxe y películas como ‘Gordos’ o ‘Los límites del control’ de Jim Jarmusch.

Un posavasos con solera

Cuenta la leyenda que el año pasado se dejó caer por el bar Mario Testino, uno de los fotógrafos más importantes del mundo, acompañado por un grupo de top models. Una de las chicas se subió al piano y se lió: los responsables del bar no dudaron en expulsar a la selecta troupe del local. Y es que en el Toni2 toíto te lo consienten menos faltarle al piano.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados