Corina: “Nunca me ha hecho falta fingir un orgasmo”

Este mes, hemos metido a una princesa televisiva en la cama de Torito. Corina Randazzo, española de origen argentino que tuvo su propio reality en Cuatro y ahora apunta a actriz seria y con fundamento, nos ha dejado claro que romanticismo y sensualidad no están en absoluto reñidos.

Corina-en-la-cama-con-Torito
Redacción / Sección coordinada por Quique Jiménez 'Torito' / Fotos: Joan Crisol | 18/08/2015 - 12:02

Se convirtió, casi por casualidad, en un icono mediático, cuando la cadena Cuatro le buscó un príncipe a los ojos de toda España. Más tarde, nos sorprendió por sus habilidades danzarinas en ‘Mira quién baila’ y ahora está centrada en su proyecto de consolidarse como actriz de éxito en películas y series de televisión. Corina Randazzo, española de origen argentino, pasa en septiembre por la cama de Torito y, como es habitual, acaba liándose la manta a la cabeza y confesando a su interlocutor lo que nunca antes había confesado en público.

Corina empieza rememorando el día en que unos reporteros de Cuatro la “descubrieron” en una discoteca en Marbella: “Yo estaba bailando salsa con mi hermana y vinieron a ofrecerme que me presentase a un casting en Madrid. Nunca antes había hecho nada relacionado con la tele”.

A partir de ahí cambió su vida, porque ‘Un príncipe para Corina’ no iba a ser un reality cualquiera en el que a Corina le reservasen un papel de figurante, sino su reality, el que la lanzó a la fama y la convirtió por unas semanas en la soltera más codiciada de España. De aquella experiencia, corona se queda con la estupenda oportunidad que supuso, aunque insiste en matizar que ella no se considera “tan pija ni tan repipi” como la mostró el programa.

Un brillante futuro

Su periplo por los programas de televisión le ha abierto las puertas para seguir persiguiendo el que siempre ha sido su gran sueño: “ser una súper mega actriz”. Y sus ambiciones en ese sentido no son pocas: “Me encantaría participar en alguna película o en cualquier serie de éxito, como ‘Velvet’, que es lo más”. De hecho, Corina va más allá y afirma que “incluso pagaría por poder besar en algún capítulo a Miguel Ángel Silvestre”, confiesa entre risas.

Pasar por la cama de Torito significa sincerarse en temas sexuales. Así que Corina se tumba en el diván y le cuenta a Torito, por ejemplo, que no le gustan los futbolistas porque “tendrán mucho dinero, pero la verdad es que la mayoría no son nada agraciados”, o que su prototipo de hombre es que sea “amante de los animales, generoso y capaz de hacer lo que sea, que si hay que trabajar un mes de basurero lo haga”.

Pero es ya en la recta final del encuentro entre Torito a Corina cuando la hispano-argentina confiesa sus preferencias sexuales y sus secretos de alcoba. Como cuando revela que su fantasía sexual es “que me detengan y me lleven al cuartel” porque “todo lo que sea uniformes me encanta”. O que, en alguna noche de pasión, se ha disfrazado de enfermera “y de masajista, aunque no exista ese disfraz: me lo inventé y acabé pareciendo más una pilingui que una masajista”.

Corina confiesa también que nunca ha fingido en la cama, que en una ocasión un hombre tuvo un gatillazo con ella (“lo más fuerte es que el tío lo intentó disimular y fingió que llegaba al clímax, cuando eso se nota”), que el tamaño sí que le importa (“si ni siquiera la notas, no puedes hacer mucho”) o que para dormir solo usa “braguitas y nada más”.

Estas son algunas de las perlas que deja la entrevista de Torito a Corina, que va acompañada por una sesión de fotos, realizada por Joan Crisol, en la que Randazzo se muestra como nunca se ha visto hasta ahora, y que llega a los quioscos de toda España con el número de septiembre de ‘Primera Línea’, ya a la venta.

Puedes encontrar la entrevista completa y la sesión de fotos en el número de septiembre de ‘Primera Línea’.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados