Historias del porno El gran año de Toni Ribas

Nuestras historias del porno se centran esta vez en Toni Ribas, el primer español que entró en el salón de la fama del porno internacional y el que más nominaciones acumula ahora mismo para los próximos AVN.

Toni Ribas
Paco Gisbert | 22/11/2017 - 9:52

Un año más, el español con mayor número de nominaciones en los AVN Awards es Toni Ribas, la gran estrella masculina de nuestro país en la meca del porno.

Ribas, que reside en el Valle de San Fernando desde hace nueve años, vive, a sus 42 años, uno de los mejores momentos de su carrera en la industria de entretenimiento para adultos. Dirige su propia línea de películas para productoras como Evil Angel o Brazzers y sigue dando guerra como actor después de 23 años delante de las cámaras.

Ocho son las estatuillas a las que aspira el actor de Sant Boi de Llobregat: mejor escena anal (en compañía de Abella Danger), mejor escena de doble penetración (con Maddy O’Reilly y Ramón Nomar), mejor escena de grupo (con Adriana Chechik y cuatro hombres más), dos nominaciones al mejor trío (una con Ramón Nomar y Skyla Novea, y otra con Mr. Pete y Riley Steele), mejor actor, e intérprete masculino del año. Además, Ribas opta al premio al mejor showcase de una estrella por su trabajo en ‘Adriana Chechik is the Squirt Queen’, una película dirigida por él mismo para Evil Angel.

Toni Ribas

 

Probablemente este último sea el premio más deseado por el actor y director catalán, ya que su película refuerza el liderazgo en el porno americano de Adriana Chechik, una mujer que no deja de sorprender a los aficionados por su osadía en las escenas de sexo y a la que Toni ha sabido sacar todo el partido en un filme que entusiasmará a los amantes del sexo extremo.

 

Un futuri clásico triple X

Bajo la dirección de Toni Ribas, la Chechik parece un manantial de flujos vaginales durante las cuatro horas que dura el vídeo, además de entregarse a una doble penetración anal o a una brutal orgía con cinco actores, entre ellos el propio Ribas.

Toni Ribas

Toni Ribas se ha convertido en un director de prestigio dentro del porno americano, entre otras cosas porque es un tipo con sentido del humor y esa cualidad la transmite a sus vídeos. Ver a Adriana Chechik resbalando sobre sus propios jugos vaginales como si fuera una perversa niña que patina en el hielo forma parte de la divertida manera que tiene el director catalán de concebir el porno.

Hace ocho años, Toni Ribas fue el primer español que accedió al ‘salón de la fama’ del porno americano, esa especie de santuario virtual erigido para recordar, aunque sigan vivas, a aquellas personas que contribuyeron al desarrollo y prestigio de la industria de entretenimiento para adultos de los Estados Unidos.

Fue el octavo europeo admitido en ese singular club al que solo dejan entrar a las verdaderas leyendas y, desde entonces, su imagen no ha parado de crecer. Su matrimonio con Asa Akira, con la que se casó a finales de 2012 y de la que se acaba de separar, ayudó a forjar la imagen del catalán como uno de los hombres fuertes del porno USA.

Ahora, soltero de nuevo tras haber estado casado con dos mitos del porno mundial -la citada actriz americana de origen japonés y la hispanomagiar Sophie Evans– Toni prepara nuevos proyectos en el porno, como el que le trajo a España el verano pasado para rodar con actrices nacionales, mientras los premios le siguen lloviendo como reconocimiento a una carrera que dignifica el porno español.

 

Toni Ribas

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados