El porno se pone gafas inteligentes

El futuro del cine X nacional pasa por experimentos como pornogafas.com, la primera página española que ofrece porno grabado con el que sin duda es uno de los grandes inventos del año: las Google Glasses.

Nacho Vidal y Klara Gold
J. Peña / Fotos: Archivo | 13/06/2014 - 9:50

Son el capricho tecnológico del momento. Salieron a la venta en Estados Unidos el 15 de abril y ya se ha agotado la primera remesa: 15.000 unidades vendidas a unos 1.100 € cada una.

Las Google Glasses, unas gafas “inteligentes” con gran parte de las prestaciones de un móvil de novísima generación, ya son una realidad. Y la carrera por convertirse en la primera productora española de cine X que las utiliza para rodar una escena porno ya tiene ganador.

Artur Soler, responsable de nuevos proyectos de Thagson Digital Media, tiene claro que quien da primero da dos veces: “En cuanto conseguimos nuestras Google Glasses, nos pusimos manos a la obra”. En cuestión de días, debutó en la red pornogafas.com, una página que ahora mismo ofrece varias escenas gratuitas grabadas con el más novedoso de los productos Google. Las ha dirigido uno de los profesionales de mayor prestigio de la triple X nacional, Roberto Valtueña, y cuentan con actores y actrices como Nacho Vidal, Lara Tinelli, Klara Gold, Sara May o Dídac Duran entre otros.

 

Un proyecto ambicioso

A medio plazo, esperamos añadir más contenido”, nos confirma Soler. “Pero de momento nos damos por más que satisfechos con haber sido los primeros en utilizarlas para grabar porno en España, porque creemos que el futuro de nuestro sector pasa por innovar y hacer un uso inteligente de las nuevas tecnologías”. Valtueña tiene muy claro que las Google Glasses “no fueron pensadas para grabar porno”.

Sin embargo, también él reivindica el derecho a aplicar “la creatividad y la originalidad” al uso de cualquier tecnología. “A nosotros, por ejemplo, se nos ocurrió que podían servir para hacer un porno en POV [point of view, es decir, con cámara subjetiva, mostrando lo que ve el actor que participa en la escena] más realista que nunca. Cada una de las escenas está disponible en tres versiones que pueden alternarse: la mía, la del director, que da una visión de conjunto; la del actor, y la de una especie de voyeur activo que participa en la escena”.

Así, en escenas como ‘Mi perra’, con Nacho Vidal y Klara Gold, el actor lleva puestas las Google Glasses y la también actriz y directora de cine X Lara Tinelli hace de voyeur activa, ofreciendo ese tercer punto de vista, de manera que no es necesario que Klara Gold lleve las gafas puestas, algo que, en opinión de Valtueña, “hubiese matado gran parte del morbo de la escena”.

 

En buenas manos

Para Nacho Vidal, participar en este experimento no ha supuesto un reto particularmente difícil. “Se trataba de follar llevando puestas unas gafas con una microcámara incorporada”, nos comenta, “nada que no pueda hacer un profesional como yo, que lleva 20 años dedicado a esto y ha hecho de actor, director o productor”. Sí reconoce que la experiencia resultó “algo incómoda”, porque el visor de la cámara “es minúsculo, apenas un centímetro, y debes ser muy consciente de que tu cabeza es la cámara, por lo que no puedes desviar la mirada ni hacer movimientos bruscos”.

Valtueña comparte algunas de las objeciones que plantea Vidal al uso de las Google Glass para filmar sexo, pero prefiere quedarse con la parte positiva del experimento: “Por ejemplo, que las gafas incorporan un micro muy cerrado, de manera que capta perfectamente los jadeos del actor y muy poco su entorno. O que determinados ‘errores’, como que la cabeza del actor enfoque al techo en el momento del clímax sexual, dan un efecto de inmersión nada habitual ni siquiera en el POV rodado con cámaras normales”.

Carol Vega

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados