Historias del porno: La vida de Claudine

Un documental sobre la azarosa vida de una mujer fascinante, la actriz secundaria Claudine Beccarie, se convirtió, a mediados de los 70, en un fenómeno social en Francia, al nivel de la mítica ‘Garganta profunda’.

vlcsnap-46753
Paco Gisbert | 21/08/2013 - 9:38

Han pasado más de 38 años desde la primera proyección pública de ‘Exhibition‘, la película que marcó un antes y un después en el cine porno europeo. A mediados de 1975, el cine erótico francés se encaminaba irremediablemente hacia el sexo explícito. El estreno, un año antes, de la mítica ‘Emmanuelle‘, de Just Jaeckin, había representado el techo del cine soft y los directores que realizaban películas de alto contenido erótico comenzaban a plantearse la posibilidad de incluir planos sexuales aprovechando el vacío legal que existía en el país galo sobre la materia tras la supresión de la censura, en marzo de aquel año.

De las bananas al documental

Uno de esos directores era Jean François Davy, realizador de filmes picantes en los años precedentes (el más conocido de ellos se estrenó en España bajo el título de ‘Bananas mecánicas’) y formado en la producción de películas de autor. En 1975, Davy recibió una oferta para producir ‘Change pas de main’, una película dirigida por el corso Paul Vecchiali que aprovecharía esa indefinición legal para incluir en su metraje una escena de sexo explícito. En el casting del filme, Davy descubrió a una actriz de 30 años que había intervenido en filmes eróticos y cuyo desparpajo cautivó al productor. Aquella mujer, de nombre Claudine Beccarie, poseía una personalidad arrolladora y se erigía como jefa del grupo de actrices que, en papeles secundarios, estaba destinado a protagonizar las escenas más picantes de la cinta de Vecchiali.

vlcsnap-45665

Fascinado por la figura de Beccarie, Davy decidió realizar una especie de making of sobre el rodaje de ‘Change pas de main’ focalizado en aquella actriz desinhibida, a la que no le importaba desnudarse, y que encerraba, tras su imagen de morena pícara, una historia extraordinaria. Jean François Davy rodó 22 minutos siguiendo a Claudine Beccarie durante el rodaje y, al ver el material, se dio cuenta de que tenía entre manos una verdadera joya. Poco a poco, lo que era un pequeño reportaje sobre la presencia de la actriz en la película de Vecchiali se fue convirtiendo en un documental sobre la vida de una mujer a la que no le importaba practicar el sexo delante de una cámara porque eso formaba parte de su creatividad artística, en un retrato minucioso de cómo una mujer va desgranando su verdadera personalidad herida. En sus manifestaciones a cámara y en su retorno a los lugares en los que vivió su infancia, el espectador va descubriendo la vida de Claudine Beccarie, desde que fue violada a los 15 años hasta sus trabajos en el porno, pasando por una etapa en España en la que ejerció como bailarina y prostituta. Beccarie se desnuda delante de la cámara sin tapujos, pero también lo hace, y eso es mucho más complicado que quitarse la ropa, interiormente, dejando ver al espectador todo lo que encierra dentro de su cabeza.

La ‘Garganta profunda’ europea

‘Exhibition’ fue seleccionada para participar en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, que se celebró en mayo de aquel año, antes de su llegada a las salas comerciales, el 25 de junio de 1975. Y su trayectoria ejemplifica el peculiar devenir del cine X francés en sus comienzos. En principio, la cinta se distribuyó en las salas de arte y ensayo, en las que gozó de un notable éxito, hasta que la ley que reguló el porno en Francia le otorgó la clasificación X para convertirse en la primera película que ostentaba dicho anatema. Jack Lang, ministro de cultura bajo el gobierno de Miterrand, le retiró la clasificación X debido a la consideración de filme de culto que había adquirido una cinta que ha pasado a la historia con los mismos honores que ‘Garganta profunda‘: los que le otorgan el ser la primera película porno que llegó al gran público en el viejo continente.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados