Historias del porno ‘Todos ahhh 100’

Hace ocho años comenzó a emitirse uno de los mejores programas sobre sexo que se ha podido ver en las televisiones españolas. Paco Gisbert, que trabajó en él durante las cuatro temporadas que estuvo en antena, nos desvela algunos de los secretos de ‘Todos ahhh 100’

LOGO def
PACO GISBERT | 16/04/2014 - 18:01

Hace poco más de dos semanas se cumplió el octavo aniversario del nacimiento de La Sexta, el último canal generalista incorporado a la parrilla de la televisión española. La cadena impulsada por Mediapro nació el 27 de marzo de 2006 y, con ella, un programa que, sin proponérselo, ha pasado ya a formar parte de la historia catódica.

Sexo con humor y rigor

El espacio se llamaba ‘Todos ahhh 100’ y se emitió por primera vez cuatro días después del nacimiento de la cadena. Producido por El Terrat, ‘Todos ahhh 100’ permanecería en antena durante más de tres años y produjo cuatro temporadas para un total de 106 episodios. Con un equipo que mezclaba profesionales provenientes de los programas de sexo que había conducido Lorena Berdún en la televisión pública nacional con quienes habían trabajado en ‘Rompecorazones’, el magacín vespertino de Cuatro presentado por Devora Ombres, ‘Todos ahhh 100’ era un programa de sexo muy diferente a lo que hasta entonces había existido en televisión. No había presentador, ni aburridos debates sobre el orgasmo femenino, ni consejos sobre cómo limpiarse las partes nobles, ni consultorio sobre problemas sexuales insólitos. Era un divertido magacín que combinaba humor, información, ficción y, sobre todo, un extraordinario respeto hacia la gente que trabaja en el mundo del sexo. Por él desfilaron, de una manera o de otra, todos los que, en aquel presente y en el pasado, formaban parte de la familia del porno en España, siempre tratados con cariño y rigor periodístico, muy lejos de la mancha sensacionalista que acompaña al porno en sus incursiones televisivas.

Los grandes del porno

Las tres primeras temporadas del programa (un total de 62 capítulos), producidas en Madrid por un amplio equipo de profesionales, son brillantes. Salpicadas por lo que se podría considerar como el antecedente más próximo a las actuales webseries, las entregas de esas primeras tres temporadas ofrecieron reportajes sobre algunos de los grandes del porno europeo, como Mario Salieri, Marc Dorcel o Pierre Woodman, al lado de inéditos perfiles de estrellas del X español, como Nacho Vidal, José María Ponce o Jesús Franco, como contrapunto a sus secciones habituales: ‘I+D’, ‘El pornógrafo’, ‘Compenetra2’ o ‘Expediente XL’. A partir de la cuarta temporada (rodada ya en Barcelona), la reducción de presupuesto y la externalización de la mayoría de los contenidos provocaron un descenso en el nivel de calidad del programa en sus últimos 44 episodios. Aún así, la última etapa de ‘Todos ahhh 100’ es infinitamente mejor que muchos de los espacios que la televisión actual dedica al sexo, se graben o no en 21 días.

La aprobación de la Ley General de la Comunicación Audiovisual, en marzo de 2010, acabó por convertir a ‘Todos ahhh 100’ en un rara avis en la historia de la televisión. Dicha ley prohibió expresamente la emisión de contenidos pornográficos en abierto, lo que cerró la puerta a espacios similares. De hecho, en una reemisión del programa posterior a la entrada en vigor de la norma legal, en La Sexta 2, la cadena censuró los contenidos explícitos que aparecían en el programa original.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Reconciliamos y desnudamos a Sofía y Suso, la pareja más ardiente de 'Gran Hermano 16'
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados