Historias del porno: Viaje al centro de Bagdad

Nuestras historias del porno desembocan esta vez en el Bagdad, la mítica sala barcelonesa que se considera como la verdadera cuna del porno español y un referente imprescindible para entender la evolución de la vida sexual en nuestro país

bagdad
PACO GISBERT | 23/10/2013 - 12:26

Aun a riesgo de inmiscuirme en el terreno del amigo Luis Landeira y su ‘Coalición Canalla’, las historias del porno nos llevan esta semana a la sala Bagdad, un centro de peregrinación de obligada visita cuando se va a Barcelona. Un lugar inigualable, que parece sacado del túnel del tiempo, por su decoración deliberadamente kistch y su estructura de sala de fiestas, que recuerda los viejos tiempos en los que el Paralelo barcelonés pretendía emular a los cabarés de Pigalle, en París.

No en vano, el Bagdad fue, en otro tiempo, un tablao flamenco que perteneció a La Bella Dorita, una de las vedettes míticas de este pedazo de Barcelona vicioso y picante. La Bella Dorita fue la primera artista que se atrevió, en los oscuros años del franquismo, a cantar sobre un escenario canciones con contenido sexual, algo que resultaba completamente intolerable para las autoridades en la década de los 50 del siglo pasado.

Alemanes copulando

En diciembre de 1975, apenas un mes después de la muerte de Franco, Juani de Lucía compró el local a La Bella Dorita, que entonces ya contaba con 75 años. Juani vio que se avecinaba un cambio y aprovechó su inquietud por los espectáculos eróticos, adquirida en diversos viajes a Alemania, para acondicionar la sala con ese fin.

El Bagdad empezó ofreciendo un show en el que las chicas se desnudaban completamente, algo insólito en una España todavía impregnada del olor a incienso. A los pocos meses, Juani decidió importar un espectáculo de Hamburgo en el que unos artistas alemanes que practicaban sexo explícito. Y la censura todavía estaba en vigor, como remanente de los tiempos pasados.

No sería hasta los 90 cuando el Bagdad se convirtió en el centro de referencia del sexo en España. La industria del porno español daba entonces sus primeros pasos y el local de la esquina de Nou de la Rambla con el Paralelo se erigió en la cantera de actores y actrices que precisaba el incipiente cine X. Por los escenarios del Bagdad pasaron, entre muchos otros, Nacho Vidal, Sophie Evans, Sara Bernat, Toni Ribas, Eva Morales, Claudia Clair o Robby Blake, verdaderos pioneros del porno nacional. Con el paso de los años, el Bagdad ha seguido alimentándose de figuras del cine X que, en los momentos en los que no ruedan, demuestran que su capacidad para practicar sexo en vivo no se limita a los platós. Y eso ha hecho de la sala regentada por Juani de Lucía un espacio propicio para los cazatalentos. Rocco Siffredi tiene la sana costumbre de acudir al Bagdad cada vez que visita Barcelona y, con su visión de futuro, ha descubierto sobre su escenario a más de una estrella del cine para adultos.

Domadores y bebés

Siguiendo la larga tradición de music-hall que arrastra el entorno en el que está ubicado, el Bagdad cuida las coreografías artísticas como parte de su valioso patrimonio. Nacho Vidal, cuando actuaba aquí, a mediados de los años 90, era un domador, con sus pieles y su látigo de broma, que intentaba dominar a dos chicas disfrazadas de leonas.

Holly One, un actor de origen suizo que elevó al Bagdad a la categoría de lugar de culto, representaba sobre el escenario un número en el que salía disfrazado de bebé, como aquel Baby Herman de la película ‘¿Quién engañó a Roger Rabbit?’, para ser acunado por una mujer con la que acababa copulando. La gracia estaba en que Holly, que sufría una enfermedad relacionada con el crecimiento, medía poco menos de un metro de estatura, aunque sus cualidades artísticas eran innegables. Su muerte, hace poco más de siete años, dejó al Bagdad, en el que trabajó durante más de un decenio, sin uno de sus personajes emblemáticos.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados