Historias del porno: Antes del viernes 13

Sean Cunningham, el hombre que se puso el cine de terror por montera con ‘Viernes 13’ tenía un pasado. Suyos fueron algunos de los primeros cruces entre porno y gore, rodados allá por los 70.

'Case of the Full Murders'
Paco Gisbert | 23/04/2013 - 10:57

Sean Cunningham (Nueva York, 1941) pertenece a esa raza de cineastas y productores que apuestan por el cine barato y rápido. El cine de una sola toma, de rodajes en una semana, de casquería barata y de efectos especiales de broma. Gente como Roger Corman, el gran maestro de este tipo de cine englobado en el injusto calificativo de serie B, Ed Wood o William Girdler.

En 1980, Cunningham dirigió y produjo una historia de terror que cambiaría el devenir del género. Contaba los extraños sucesos que se producían en un campamento de verano durante su reapertura, años después de que uno de los niños que allí habían estado muriera ahogado en extrañas circunstancias.

La película se tituló ‘Viernes 13’, fecha que se podría asimilar al martes 13 español como emblemática de la mala suerte, y dio a conocer al mundo a un personaje que, con los años, se ha convertido en objeto de culto para los aficionados al cine de vísceras de pega y sangre con forma de salsa de tomate: el asesino de la máscara llamado Jason Vorhees. Aquel clásico popular costó algo menos de 550.000 dólares y se rodó, en menos de un mes, en escenarios naturales del estado de New Jersey. Se estima que el filme ha reportado unos beneficios de 40 millones de dólares desde la fecha de su estreno.

Un tipo con antecedentes

Pero Cunningham no salió de la nada. No fue, aunque a veces lo parezca por la sobreexplotación posterior de la historia de Jason, un cineasta de una sola idea. De hecho, antes de ‘Viernes 13’ ya había producido seis películas, de las cuales en cinco había ejercido como director. Una de ellas era un porno.

En 1973, Cunningham consiguió financiación para rodar una película que mezclara terror y sexo, receta predilecta para muchos de los seguidores del cine barato. Contaba la historia de una vampira que practicaba el sexo con sus víctimas y llevaba el título de ‘Case of the Full Moon Murders’, aunque es también conocida como ‘Sex on the Groove Tube’ y ‘The Case of the Smiling Stiffs’.

Aquel desparrame se filmó en Miami, un lugar en el que Cunningham podía disponer de medios técnicos, efectos especiales baratos, localizaciones de lujo (un yate, un avión y una casa con piscina) y hasta las chicas que le proporcionaba Lenny Camp, un proxeneta de Florida que ya había trabajado en ‘Garganta profunda’ un año antes. La película la dirigió Brad Talbot, un tipo que había hecho spaguetti-western de ínfima calidad, y Sean Cunningham le echó una mano tras la cámara.

El creador de ‘Viernes 13’ se llevó a Miami a dos actores de Nueva York que tenían suficiente experiencia en el porno como para sostener las escenas de sexo. Eran Harry Reems y Fred Lincoln. Pero ninguno de los demás actores contratados para la película podía aguantar una erección en condiciones, por lo que Cunningham acabó por reducir la cuota sexual de la película y darle un tono más artístico.

Fuera de la ley

Entre las chicas que aportó Camp al rodaje estaba Jean Jennings, una hermosa joven de efímera carrera en el porno que sólo haría ocho películas en cuatro años debido a su incapacidad para interpretar papeles dramáticos. Según confesión de Fred Lincoln, Jennings trabajó en ‘Case of Full Moon Murders’ con un documento de identidad falso, ya que sólo tenía 16 años cuando rodó la cinta.

‘Case of Full Moon Murders’  no pasaría de ser una película más de cuantas se rodaron en los primeros años del cine X en la legalidad si no fuera por la implicación que en ella tuvo Sean Cunningham. El hombre que inventó a Jason Vorhees, que encontró una mina en la leyenda del viernes 13, comenzó haciendo porno. Algo de lo que nunca se ha arrepentido.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados