Kelly Oxford: De Twitter a Hollywood

Kelly Oxford era una aburrida ama de casa canadiense que un día se abrió una cuenta en Twister para echare unas risas. Ahora vive en Los Angeles, ha escrito un best seller y está discutiendo al posibilidad de que Drew Barrymore dirija su primer guion.

kellyoxford
Marc Reverté | 13/05/2013 - 16:16

Entre sus primeros fans se cuentan el crítico cinematográfico recién fallecido Roger Ebert, el cómico Jimmy Fallon y Lena Dunham, la creadora de la serie ‘Girls’. Para esta última esta canadiense de 35 años es “como esa niñera que te enseña cosas al respecto del sexo y el sarcasmo sin asustarte”. Y es que los mensajes en 140 caracteres de Oxford le han ido forjando una fama en la red, hasta el punto en que una gran editorial le pidió que escribiera un libro. Solo existía una condición: la protagonista debía ser ella.

El artefacto se titula ‘Everything is perfect when you’re a liar’ (Todo es perfecto cuando eres una mentirosa), un volumen que se ha convertido en best seller de The New York Times y que incluye capítulos tan hilarantes como la historia de cuando, durante la primera mitad de los 90, Oxford llegó a Los Angeles junto una amiga y un objetivo: hacerse novia de Leonardo di Caprio. Pero, entonces, el actor estrenó ‘Titanic’, y el plan tuvo que postergarse. A día de hoy, aún no se sabe en qué estado se halla la relación de Oxford con el protagonista de ‘Infiltrados’, pero lo cierto es que es muy probable que se lo halla encontrado en alguna fiesta, pues nuestra heroína se codea hoy con la élite. Cuentan que le ha colocado un guion, el de una película que llevaría por título ‘Hijo de puta’ a Warner Bros por más de un millón de dólares. Diablo Cody recomendó su adquisición a la multinacional y Drew Barrymore se ha empeñado en dirigirla.

Desde su irrupción, Oxford se ha convertido en ejemplo, y hoy otros tuiteros populares están tratando de seguir los pasos de esta mujer, que, aburrida como una ostra, en 2006 empezó a infiltrarse en foros y chats de Aol y Geocities, participando en encuentros de bloggers y, finalmente, logrando el cénit de su expresión personal a través de Twitter. Desde Julianne Smolinski a Justin Halpern, todos parecen moldear su carrera a imagen y semejanza de esta mujer que admite que, por muy grande que sea su éxito, jamás va a contratar un publicista.

A pesar de que todo le sonríe a esta feliz madre que debutó en Twitter con el memorable ‘es una pena que todos los que tiene una solución para los problemas del planeta estén en casa conectado a internet’, hay algo con lo que no termina de estar del todo feliz: la mayoría de sus trolls son mujeres. “A los tíos no parece importarles mucho lo que escribo, pero algunas mujeres van en plan, mira, no es fea, no está gorda, es graciosa… la odio”.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados