Mad Men Lab Desmontando al Tenorio

La nueva versión que ha hecho Blanca Portillo sobre el clásico ‘Don Juan Tenorio’ sirve a Cruz para reflexionar sobre la vigencia del personaje, aunque no estemos a comienzos de noviembre, fecha tradicional de su representación.

'Acusados' Second Season Presentation in Madrid
SILVIA CRUZ | 09/01/2015 - 13:49

La actriz y directora Blanca Portillo se ha metido a dirigir un ‘Don Juan Tenorio‘ al que, dice, quiere desprender de todo rastro mítico. Ni siquiera ha tenido que inventarse un texto nuevo o retocar el original para que Tenorio quede como un mezquino cruel, pues asegura que solo ha tenido que ceñirse a los versos que escribió José Zorrilla para enfocarlo desde un ángulo distinto al que nos han acostumbrado. Yo creo que, desde donde lo mira, es desde otro tiempo, no desde otro lugar, y ese tiempo no es el mismo en el que el autor escribió la obra. Dicho esto, me parece fantástico que la actriz se haya planteado este ejercicio después de las miles de representaciones afrontadas de la misma forma que se nos han ofrecido en los más de 175 años de vida de Don Juan. Ha tenido que llegar ella para mirarle a la cara y ante sus machadas, en lugar de babear o aplaudir, escupirle a la cara algo así como: “Tío, tu apestas.”

No creo que Portillo vaya a cambiar el gusto que tenemos en este país por los caraduras. Mirad si no el revuelo que hay en torno al “Pequeño Nicolás”. Tampoco se irá de un plumazo la admiración que aún producen algunos gallos de corral entre otros pollos de menor tamaño y entre alguna hembra. Pero es cierto que leyendo las líneas de Don Juan se aprecia un personaje terrible y, visto desde el siglo XXI, algo patético, por lo que parece lógico no encumbrarlo como amante, ni como conquistador, ni como humano. “¡Pero es que no es humano!”, me dice la pecadora hiperracional que llevo dentro. Cierto es, no es humano, es un personaje y, como tal, no es modelo de nada, sólo encarnación de un tipo. Un tipo que además, existe todavía. Que la Portillo lo mire de frente y le dé otra interpretación, me fascina. De que su ejercicio va a hacernos reflexionar, no tengo duda. Que ese tipo de gañán vaya a dejar de hacerle gracia a pollos, gallinas y aprendices de gallo, lo dudo más.

Versos tenóricos

En cualquier caso, como la lectura de los textos me ha dejado la cabeza amueblada en octosílabos, aquí van un conjunto de versos para resumir la historia. Va por usted, doña Blanca:

Me encanta Blanca Portillo

me gusta por sus hechuras

de actriz nacida madura

y por su excelente tino.

 

Se mete con el Tenorio

para ponerlo muy fino

pues se merece el oprobio

y no veo el desatino.

 

Dice la mujer que el prota

es un villano malvado

que no es nada edulcorado

y merece la picota.

 

Blanca se atreve con todo,

ahora un ruin y un maleante

que no es sólo un intrigante

y lo prefiere en el lodo.

 

Que siga la doña en eso

de acabar con nuestro mitos

pues para los que tenemos

mejor la razón, queridos.

 

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados