Mad Men Lab: El hombre y el bótox

Un cuarto de la población masculina utiliza o ha utilizado el bótox para mejorar su imagen. Un dato que horroriza a Silvia Cruz, sobre todo si los hombres no aprenden de los destrozos que las jeringuillas han hecho en los rostros de muchas mujeres.

botox
SILVIA CRUZ | 08/10/2013 - 16:06

Dicen los expertos que cada vez son más los hombres que no tienen reparos en usar tratamientos de belleza que antes eran patrimonio exclusivo de las mujeres. Los expertos en cuestión son dermatólogos y se refieren a ese líquido de la eterna juventud que hemos acordado en llamar bótox.

Cuentan los especialistas que ya son más de un 25% los hombres que reconocen que quieren estar guapos, lozanos y que, para conseguirlo, están dispuestos a inyectarse la toxina botulínica donde haga falta. A mí, que alguien quiera estar estupendo, no me parece nada mal. A todos nos fastidia el día el hecho de que el espejo no nos dé nuestra mejor cara al levantarnos. Ahora bien, eso del bótox, chicos, es algo que debe usarse con mucho cuidado.

Ahora que ya se ha demostrado que no es perjudicial para la salud, pasemos a ver qué daños puede hacer a nuestra imagen. Que algunos se creen que es oro todo lo que reluce en esto del jeringazo y no querría yo que por hacerse un bien, vaya a acabar con pinta maruja mal operada más de uno.

Galerías del horror

La clave está en saber dónde nos hace falta y en saber parar. Yo construiría un Paseo del Horror del Bótox y la Cirugía Plástica y llevaría de la mano a todos los atrevidos para que no tomen las sendas que ya cogieron antes muchas mujeres. Morros desproporcionados, cejas demasiado levantadas, mentón tipo el padre de ‘American Dad’… Chicos, hay que tener cuidado para no acabar pareciendo lo que no queréis. Y sobre todo, hay que parar a tiempo porque una vez te acostumbras a verte un labio regordete y respingón, un poco más no te parece un pecado. Y un poquitito más de nuevo, te parece lo más de lo más. Vamos, que se pierde el tino.

Lo que os vengo a decir es que me parece estupendo que querías estar guapos. Pero que no sé si vale la pena inyectarse, operarse, maltratarse y hacerse daño para conseguirlo. Y que si ya estáis más que decididos a hacerlo, hacedme caso y tomad nota de las muchas hembras que ya han cometido varios y espantosos errores antes que vosotros.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados