Mad Men Lab: Jon Hamm, el hombre con atributos

Otro mito echado por tierra por la infatigable labor investigadora de Mad Men Lab, el blog que te dice la verdad aunque duela: Joh Hamm sí que usa ropa interior. Y si no la usase, más que glamouroso libertino, sería un sucio y un descastado.

Jon, en el set de rodaje con Jessica Pare
Silvia Cruz | 02/04/2013 - 13:24

Que sí, que sí, que no, que no, que a Jon Hamm no le gusta la ropa interior. Eso dicen algunos envidiosos del set de rodaje de ‘Mad Men’, que aseguran que el protagonista de la serie se niega a usar calzoncillos y que eso ha dado más de un problema a las estilistas de la serie, que se las han visto y deseado para ajustar su excesiva entrepierna a los pantalones sesenteros que luce un evolucionado Don Draper en la sexta temporada.

El protagonista de la célebre serie y de esta historia asegura que no quiera manifestarse sobre el asunto, aunque apunta que prefiere que se hable de su paquete por abundante que por escaso. Dice la estrella que hablar de esas cosas no está en el contrato de actor, y se enfada cuando ve que en internet hay graciosetes que hacen montajes con photoshop de su cuerpazo pegado a un pene descomunal.

Hombre, John, vale que no te guste eso de que la gente especule haciendo dibujitos con tus partes pudendas, pero si encarnas al macho más macho de la tele de los últimos años, si has conseguido crear un chulazo del calibre de Don Draper, si consigues que los hombres te envidien y las mujeres te anhelen, tendrás tendrás que asumir que todos y todas fantaseemos con la posibilidad de que ese exceso de masculinidad proceda de tus bolsas escrotales y/o tu fabuloso pene.

Morbo insalubre

Tú dices que sí llevas ropa interior y que no entiendes el interés de algunas marcas de para contratarte y que les vendas gayumbos a porrillo. Dicen también las malas lenguas, o buenas según se mire, que el phtoshop que han usado en las imágenes promocionales de la próxima temporada ha servido para disminuir el bulto de tus pantalones, no para aumentarlo como suele ser la norma.

En relación a esta cuestión de la ropa interior, queridos amigos, dejadme que os diga que no usarla es una guarrada: no tiene nada de sexy, ni de libertino, ni de liberal. Es absurdo, antihigiénico y asqueroso. Quizás creáis que vais muy sueltos, que no se nota, que quedáis de lo más cool. Pero lo cierto es que tiene un punto repugnante, más si sois de los que no sacudís cuando acabáis de hacer vuestras cositas en el baño. Además, yo no me creo que Hamm vaya sin calzoncillos por la vida: otra cosa es que toda esta promoción le vaya de perlas a la serie para promocionar su sexta temporada, ahora que ya nos habíam empezado a parecer normales las hermosas tetas de la exuberante Christina Hendricks.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados