Mad Men Lab: ¡Lavabos unisex ya!

Los riesgos del pensamiento lateral. Silvia Cruz empieza por indignarse contra los que discuten el derecho de los transexuales a hacer uso del lavabo de mujeres y llega a una conclusión a contracorriente: todos, mujeres, hombres y criaturas que escapan a las definiciones genéricas, deberíamos utilizar el mismo lavabo.

Una imagen promocional de la película 'Transamerica'
Silvia Cruz | 22/10/2013 - 16:13

Yo tengo la creencia, que no el convencimiento absoluto, de que la prensa de este país nuestro está hecha unos zorros. Por ese motivo, cada día me lanzo a leer prensa extranjera, cual cateta y snob, que viene a ser lo mismo, en busca de lo que no encuentro aquí.

Vamos, que tengo que buscar fuera lo que no me dan en casa. Y por eso, no porque esté mal de la cabeza o tenga un imán para lo freak, encuentro noticias descacharrantes y acumulo datos inútiles que otros compañeros de profesión dicen envidiarme. Mienten, lo sé, pero ronroneo un rato cuando me lo cuentan.

Hoy la noticia es la siguiente: la Universidad de Sussex, en Inglaterra, se plantea instalar lavabos para transexuales. Yo, ante el notición, no sé si aplaudir, llorar o mearme de risa, nunca mejor dicho. Porque yo me pregunto: ¿no son los transexuales personas que ya cambiaron al sexo que sentían como propio? Pues que entren al lavabo con el que mejor se identifiquen, ¿no?

Ahora que lo pienso…

Pero un momento, que creo que yo también me estoy equivocando. Ahora caigo en que nunca he acabado de entender cuál es el objetivo de tener lavabos separados para hombres y mujeres.

Como asidua discotequera que era en mi juventud, muchas veces entré en el de los hombres porque una cuestión sencilla y nada interesante a nivel de cotilleo: nunca había cola para entrar. Y debo decir que no he visto en ellos nada que no viera en los lavabos de mujeres: pintadas idiotas, mala puntería o alguien borracho o drogándose. Eso por ponerme sensacionalista, porque otras veces no he encontrado más que un lavabo usado por mucha gente sin nada más que merezca ser destacado.

Sigo leyendo y veo que no soy nada original en esto de reclamar servicios unisex. La universidad de Glasgow ya se lo está planteando y en el sindicato de estudiantes de Sheffied ya los tienen. A estos sí que los aplaudo. Con una observación: que eliminen de una vez por todas esos horribles lavabos de pie, por feos y cutres y porque permiten establecer comparaciones (siempre odiosas) entre los penes presentes… e incluso con los ausentes.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados