Nos ponemos del lado de Mariam

Esta semana ha estrenado ‘Del lado del verano’, de Antonia San Juan, una de las últimas incursiones en el cine de Mariam Hernández, la actriz canaria que ha triunfado en sus múltiples apariciones en series de televisión. Charlamos con ella para descubrir su faceta más personal.

mariam2
RUBÉN ROMERO | 11/11/2013 - 12:05

Fue verla como una cani bebedora de Tang llamada ‘La Vane’ en el corto ‘Tía, no te saltes el eje’ (Kike Narcea, 2006) y abrírsele las puertas del éxito de par en par: desde entonces, Mariam Hernández (Fuerteventura, 1983) no ha parado de trabajar en todas las cadenas de televisión habidas y por haber: La cajera La Yessi de ‘La tira’, en LaSexta; Paloma de ‘Cuestión de sexo’, en Cuatro; la traumatizada Ana Garzo del culebrón vinatero ‘Gran Reserva’ en La Primera y la reprimida Daniela de ‘Fenómenos’ en Antena 3.

Con unos ojos que no se acaban nunca, aporta el glamur de extrarradio en ‘Del lado del verano’, segunda incursión como directora de la también actriz y guionista Antonia San Juan. La vida de una humilde familia de Las Palmas que airea sus conflictos al morir el padre: histerias, cuernos, secretos no revelados… lo normal de todas las familias, vamos, que, aquí o en Canarias, siempre son un infierno.

En este caso, a Mariam, le toca encender la caldera como la hermana cañón, siempre en estampado de fierecilla (‘print animal’, se llama ahora en las revistas femeninas), que apenas sí tapa su ropa interior. Y con pendientes de aro como para que se balancee un loro, faltaría más. Tener tanta clase con semejante uniforme está al alcance de unas muy pocas elegidas.

Estella, tu personaje, es una adicta al amor de un hombre equivocado, que se gana la vida pasando pastillas y encima le es infiel. Ella lo sabe y, sin embargo, es incapaz de abandonarlo. En la vida real, ¿eres tan impulsiva en el amor?

¡No tanto! Aún así a veces me gustaría ser menos impulsiva y pararme a pensar, no me vendría mal… jaja

Es un papel que trasmite sensualidad/sexualidad en cada plano… Sin embargo, la última vez que te vimos en el cine interpretabas justo lo contrario: a una parapléjica en Seis puntos sobre Emma (Roberto Pérez Toledo, 2011)…

Estella fue surgiendo como si hubiera estado escondida dentro de mí y quisiera salir. Los ensayos me ayudaron muchísimo y junto con el texto fueron dando forma a esa chica de barrio sensible, ignorante, sumisa sin saberlo, familiar, peleona… Sin embargo enfrentarme a Lucía en ‘Seis Puntos Sobre Emma’ fue muy duro. Trabajé desde el respeto, la búsqueda, la observación.

Más en concreto: ¿Te costó mucho resultar sexy con una plancha en la mano? A mí me parece que sales guapísimas… y que debe ser difícil…

¡Jajajaja! Muchas gracias, pero no est¡aba en mis planes resultar sexy en esa secuencia.

La película retrata un barrio muy popular y humilde, que bordea la marginación: ¿se parece al lugar en el que creciste? ¿Te has inspirado en alguna de tus amigas/conocidas para construir tu personaje?

Yo soy canaria aunque no de un barrio como el de la peli, aún así hay muchas cosas que entendía muy bien como la esencia de la tierra y las relaciones familiares. Es curioso porque cuando leí el guión yo ya sentí que sabía cómo era Estella…

¿Es más sencillo trabajar con una directora-actriz como Antonia que con una directora a secas?

Cada director es diferente, lo que está claro es que Antonia al ser actriz y además ser la guionista y directora de la película tenía muy claro lo que quería y cómo trasmitirlo.

A estas alturas y con más de diez años residiendo en Madrid: ¿qué porcentaje de canaria y qué porcentaje de “goda” (sobrenombre que reciben los peninsulares en las islas) tienes en la vida real?

¡Soy CANARIA! ¡100%! Aunque a veces mi gente de la isla me echa la bronca porque se me escapa el acento peninsular… De todas formas vivo en Madrid y soy muy feliz aquí.

Hablemos de cortos. No has dejado de protagonizarlos. ¿Qué te dan?

‘Tía, no te saltes el eje’ fue muy importante porque gracias a la repercusión que tuvo nos llamaron de Globomedia a mi compañera Esther Rivas y a mí para hacer el casting de ‘La Tira’… ¡¡y nos cogieron a las dos!! Fue mi primer personaje fijo en una serie y ahí empecé a vivir de mi profesión! (todavía cuando lo recuerdo se me ponen los pelos de punta…).

En ‘Curvas’ (de David Galán Galindo) eres una fantasma asustando a un conductor bobalicón… En ‘Push Up’ (del mismo director), una mujer con problemas de pecho… ¿Realmente crees que los hombres somos tan básicos?

¡¡Noooo!!, son cortitos que cuentan mini historias en tono de comedia y llevadas al extremo.

Nos consta que te encanta el teatro por encima de todo, y no queremos ponerte en la disyuntiva de decidir a quién quieres más, pero te has hecho popular gracias a la televisión…

Quizás lo que más me ha enseñado la tele es a ser resolutiva y estar alerta, porque siempre se va a contrarreloj! También a tener disciplina en el trabajo. En el cine todo va mucho más despacio y es un placer cuando aprendes a disfrutar de un proceso más lento y cuidado.

Tienes dos próximos estrenos en cartera… ¿nos puedes decir cómo fue el rodaje y cómo son tus personajes en ‘El tiempo de Plácido Meana’ y en ‘Solo para dos’?

En ‘El tiempo de Plácido Meana’ sólo salgo en una secuencia, un regalito que me hizo Kike Narcea. Y ‘Solo para dos’ fue una experiencia maravillosa, nunca había rodado fuera de España y estuve casi un mes en Venezuela. Me entendí muy bien con Roberto Santiago y me dio mucha libertad para crear a Macarena. Nunca me olvidaré de ese rodaje tan especial. ¡¡Estoy deseando ver la peli!!

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados