Cat Power nunca será de este mundo

Una de nuestras heroínas indie de cabecera, la exquisita Chan Marshall, presenta ‘Wanderer’, un álbum producido y tocado esencialmente por ella misma. Pronto vendrá a demostrarnos hasta qué punto lo suyo no es de este mundo.

Cat Power
Álvaro García Montoliu | 04/10/2018 - 14:14

Si tuviésemos que hacer un ránking de algunas de nuestras heroínas indie favoritas, seguramente los primeros nombres que apareciesen serían los de PJ Harvey, Björk y Cat Power. Esta última, de nombre real Chan Marshall, se convirtió en una de las musas alternativas de los 90, una cantautora que escribe sobre el lado oscuro del alma y que se mira en el espejo de las grandes voces del blues y el soul clásico como su admirada y recientemente fallecida Aretha Franklin.

A Cat Power la pudimos escuchar por última vez en un ya lejano 2012, cuando lanzó un atrevido y notable disco de título ‘Sun’. El álbum la veía coquetear por primera vez con los sonidos sintéticos gracias al mago de la electrónica francesa Philippe Zdar (miembro de Cassius) y se acercaba hacia un registro claramente pop, sin perder, con todo, esa esencia magnética, personalísima y brutalmente honesta.

‘Sun’ también fue un éxito de ventas, pues consiguió la entrada más alta de la carrera de Chan Marshall en la lista Billboard. Algo que no fue suficiente para su sello, Matador, referente indiscutible del panorama indie, que ha editado a lo largo de los años a bandas como Sonic Youth, Interpol y Spoon.

Sabíamos desde al menos cuatro años que Cat Power trabajaba en un nuevo disco, pues estrenó parte del material inédito en un concierto en L’Auditori barcelonés donde también reveló que estaba embarazada, una noticia que cogió por sorpresa a sus fans y una enorme alegría para una persona a la que siempre le ha rodeado un halo trágico.

Cat Power

 

Un parto accidentado

Pero Matador no hizo más que torpedear su lanzamiento. Querían un disco aún más pop que ‘Sun’, que Cat Power se convirtiese en una mujer franquicia al estilo de Adele. Querían forrarse a su costa, y por ahí no pasó Chan.

El pasado verano finalmente se anunció el lanzamiento de su décimo disco, ‘Wanderer’, un título que hace alusión al espíritu errante de buena parte de la música blues y folk que tanto le fascina a ella. De él se extraen varias cosas a destacar.

Cat Power

 

El disco está esencialmente producido y tocado por ella misma. Así, es una vuelta a los orígenes, a la producción casera y lo-fi, a las composiciones minimalistas. Se entiende esto, a la vez, como una declaración de intenciones, como un golpe sobre la mesa, una oportunidad para reivindicar su talento artístico, algo que a estas alturas debería estar fuera de toda duda.

En ‘Wanderer’ caben canciones como ‘Woman’, un homenaje evidente a su condición de mujer, que la ve finalmente a gusto con su feminidad. Es un dueto, además, con otra de las figuras más fascinantes del pop internacional, Lana Del Rey, y también, dicen algunos, un recado a su antiguo sello. Esta soy yo y esto es de lo que soy capaz.

‘Wanderer’ llega mañana a las tiendas e incluirá también una versión de ‘Stay’, clásico de Rihanna. Lo presentará en Barcelona (! de noviembre), Madrid (2 de noviembre) y Benidorm (Visor Fest, 3 de noviembre).

Nunca es tarde para recordar que Cat Power nunca será de este mundo.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Violeta (MYHYV): "En el sexo soy egoísta, busco mi propio placer".
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados