Oona Chaplin: El purgatorio de la nieta feliz

La madrileña Oona Chaplin, hija de Geraldine, nieta del gran Charles, también conocida como Talisa Maegyr, su personaje en ‘Juego de tronos’, vuelve al cine español con ‘Purgatorio’, que acaba de estrenarse.

Oona Chaplin
Rubén Romero | 15/04/2014 - 11:35

Es difícil entrevistar a Oona Chaplin (Madrid, 1986). No porque no sea amable. No porque tenga aires de diva. Al contrario: es tan sumamente optimista, tan arrebatadoramente amable y tiene tal incontinencia verbal, que apenas te deja meter baza en la conversación.

También es buena actriz: de otra manera no se entiende que construya un papel tan oscuro como el que tiene en ‘Purgatorio’, de Pau Teixidor: una joven encerrada con un niño que es un demonio en un piso de una urbanización fantasmal. O igual la culpa es del viaje transoceánico del que acaba de volver cuando nos encontramos con ella: “Acabo de bajar y todavía estoy con el subidón del jet lag, ¡a ver si tengo tiempo pasar por la ducha!”

 

¿Qué te atrajo de ‘Purgatorio’?

Lo que me interesaba era la manera como trata la muerte. A mí me encanta la muerte. Es algo que me fascina. Pienso en ella todos los días. La muerte me da vitalidad. Desde que vi ‘El retorno del Jedi’ por primera vez, se me quedó grabada una frase de Yoda: “Ahora me voy a descansar y para siempre dormir”. Esa noción de merecerse la muerte es lo que me hace una persona optimista.

Tienes que serlo: la película se rodó en un sitio tan deprimente como Seseña, famoso por las construcciones del promotor inmobiliario Paco El Pocero…

Bueno, ya antes había rodado en España ‘¿Para qué sirve un oso?’. Y lo hicimos en Asturias. Es un lugar que me encantó porque me chifla la naturaleza. Además, rodamos durante el cambio de estación y había unos colores preciosos. Seseña tiene otra onda, claro. Pero la magia de España es que vayas donde vayas siempre encuentras un sitio en el que comer todos los días con un menú espectacular y un buen rollo increíble.

No tanto. El niño con el que coprotagonizas ‘Purgatorio’ es un mal nacido, dicho sea desde el cariño y con todas las reservas.

El actor, Sergi Méndez, es todo un hombrecito, fue capaz de interpretar los momentos más sexuales de la relación entre su personaje y el mío. Mi madre dice que trabajar con niños es un problema, pero a mí no me ha pasado. Hay algo de niño en todos nosotros. Hemos perdido la magia de la infancia y, al trabajar con ellos, aflora de nuevo. Los niños siempre dicen la verdad. También supongo que hay niños y niños. Yo, con Sergi, me sentí muy libre y afortunada.

‘Dates’, ‘The Crimson Fields’, ‘Juego de tronos’… Te prodigas mucho en Reino Unido y muy poco por Espana. ¿Acaso no nos quieres?

Ha surgido así. Es por el volumen de los proyectos: en Reino Unido se hacen más proyectos y, por lo tanto, hay más oportunidades. También había mucha gente que dudaba de que mi acento español fuese lo suficientemente castizo y la competencia es feroz.

¿En serio? ¡Si tu español es perfecto! A veces utilizas giros latinoamericanos, pero…

Es por Cuba, que he pasado mucho tiempo allí. Cuando me emborracho me da por hablar en cubano con acento británico…

¡Debes ligar un montón!

Bueno, todo el mundo piensa que estoy chalada, así que no creas…

Nos dicen que acabas de aterrizar de Miami. ¿Qué se te había perdido por allí?

En realidad venía de Los Ángeles. Estaba dándome vueltas a ver que surgía. Hace unos meses que grabé el piloto de una serie nueva, ‘Hoke’, con Paul Giamatti.

¡Un grande!

¡Y tanto! Es un auténtico amor. Estoy aprendiendo muchísimo de su trabajo. Es un premio. Esta profesión es como jugar a tenis…

Yo nunca he jugado al tenis…

…bueno, pues ya te cuento yo: cuanto más sabe tu competidor, más mejoras tú. Lo que me gusta de Paul es que hay demasiados actores que se creen que son mejores cuanto más sufren. Giamatti no es así y yo tampoco. Estamos en la interpretación para divertirnos, aunque hagamos películas tan duras como ‘Purgatorio’ que, en el fondo, se basan en la exploración de otra realidad. Pero hay que hacerlo con alegría, porque es un lujo tremendo.

¿Hay mucha diferencia entre la manera de interpretar de un europeo y la de un estadounidense?

Ahora ya no. La interpretación se ha convertido en algo global, cada persona le da su color, pero ya no es como antes.

¿Y entre cine y televisión?

Pues eso depende del tipo de producción. En ‘Juego de tronos’ puedes repetir una escena 15 veces, porque tienes un presupuesto que te permite ese grado de perfeccionismo. Cuando la producción va apretada de tiempo, no ocurre eso. La televisión está en plena revolución, hay un material buenísimo.

 

Oona

Tuviste un papel más que destacado en la célebre Boda Roja de ‘Juego de tronos’. Después de semejante hito televisivo, ¿te reconoce la gente por la calle?

No, nadie me reconoce. Espero que pueda seguir saliendo a emborracharme con mis amigas y hacer el ridículo cuando me apetezca. No le pasa lo mismo a otros compañeros de la serie. El otro día estuve con Finn Jones (el actor que interpreta Ser Loras Tyrell) y estuvimos hablando de la gran responsabilidad que tienen David y Daniel, los escritores, de hacer justicia a unos personajes que son tan conocidos y que tienen tantos fans detrás.

Ya que estamos, ¿entiendes esa locura de los fans que acuden a las convenciones de ‘Juego de tronos’ disfrazados de Stark o de Lannister?

Me asombra esa capacidad que tienen para hacer las cosas sin ningún pudor. Lo valientes que son para disfrazarse de sus personajes favoritos. Viven la historia de una manera tan intensa… ¡Dan ganas de darles un abrazo!

Y en España, ¿te preguntan por tu madre, Geraldine?

A veces sí. Me cruzo con gente que me da recuerdos para ella o que me cuenta sus experiencias cuando han trabajado con ella.

Es mucha responsabilidad…

¡Qué va! ¡Antes sí! Creo que ahora he cogido confianza y me da un poco igual. Pienso seguir siendo yo misma pase lo que pase.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados