Ser infiel es un arte

Un arte o una ciencia. Lo que está claro es que la infidelidad tiene su intríngulis y exige un autocontrol y un sentido estratégico que no están al alcance de cualquiera. Una encuesta online nos revela los diez errores más frecuentes que cometen las españolas infieles.

El-arte-de-ser-infiel
Redacción | 23/01/2015 - 12:09

La encuesta tiene toda la credibilidad que cada uno esté dispuesto a atribuirle. La ha elaborado un popular portal de citas online orientado a personas casadas o con pareja estable que quieran tener una aventura. Aparecer, se basa en las respuestas de un total de 4.256 usuarias activas del portal a las que se interrogó sobre los errores que habían cometido en sus intentos de ocultar una infidelidad a sus parejas habituales.

La primera conclusión del estudio es que los móviles los carga el diablo. Pocas cosas resultan tan sospechosas como “no actuar de manera natural con el teléfono móvil”. Es decir, mantenerlo fuera del alcance de la pareja, ocultarse o reaccionar con nerviosismo cuando se recibe un mensaje, ser reticente a prestarlo cuando el otro lo necesita para alguna consulta o gestión cotidiana… Un 21 % de las consultadas consideran que es este el error crucial, el paso en falso que puede hacer que incluso el menos atento y observador de los maridos empiece a oler a chamusquina.

A continuación, con un 18 % de los votos, el ya clásico “preocuparse demasiado del aspecto físico” (el énfasis, por supuesto, habría que ponerlo en la palabra ‘demasiado’) seguido de cerca por “hacer planes sola o con amigos de los que nunca ha hablado antes”. Es decir, que si tu novia antes de costumbres recatadas y hogareñas, empieza a quedar a horas intempestivas con el grupo de una tal Andrea y otras amigas del trabajo a las que tú no conoces y que no parece muy dispuesta a presentarte, la sospecha no es solo recomendable, sino casi obligatoria.

 

Curso acelerado

Según la sexóloga y portavoz de Victoria Milan, Alicia Gallotti, los resultados de la encuesta dan pistas claras para que las infieles novatas no cometan los clásicos  errores que las delaten ante sus maridos. “Las usuarias de Victoria Milan saben que mientras contacten online a través del portal su privacidad estará protegida, incluso pueden apretar el botón del pánico al escuchar los pasos del marido que se acercan hacia ellas para ser redirigidas inmediatamente a una web neutral, pero lo que no podemos garantizar es que su comportamiento fuera del portal no sea sospechoso. Pero sí pueden ayudarles las advertencias de las infieles con experiencia para evitar que provoquen situaciones o actitudes sospechosas”, dice Gallotti.

Desde luego, no todas las precauciones a adoptar son sencilla. Esta especie de curso online acelerado para infieles primerizas les recomienda también que eviten mostrarse exageradamente felices o muy emotivas (lógico, la frialdad es la base de toda simulación que aspire a ser creída), que no lleguen tarde del trabajo y no empiece a ser difícil contactar con ellas, que no tiendan a ocultar sus sentimientos, que no se muestren sarcásticas o indiferentes con respecto a sus parejas, que no muestren falta de apetito sexual o falta de afecto y, por supuesto, que no coqueteen con otros hombres.

 

Infieles-con-arte

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados