Historias del porno Una persona normal y corriente

La de Manlio Cersosimo, más conocido como Mark Shannon, es la de un tipo corriente, profesional y de trato exquisito, que llegó al porno de rebote e hizo carrera sacando partido a cualidades que nada tenían que ver con la longitud de su pene.

Sesso Nero
Paco Gisbert | 04/09/2018 - 17:04

La vida de Marlio Cersosimo (Roma, 1939) parecía destinada a ser la de cualquier persona corriente: un trabajo en una sucursal bancaria de la ciudad que lo vio nacer y una existencia convencional, que incluía mujer, hijos y obligaciones familiares.

Pero a Marlio le gustaba mucho el cine y, gracias a un tío suyo que trabajaba en la industria cinematográfica italiana, consiguió pequeños papeles en producciones de más o menos éxito.

Debutó con 23 años, en ‘Vino, whisky e acqua salata’, de Mario Amendola, donde interpretaba el papel de un marinero, y, desde aquel trabajo, el gusanillo del cine fue anidando en él hasta convertirse en una pasión y, de paso, una profesión con la que ganarse la vida.

Cuando no tenía un papel, ejercía labores de meritorio de producción, salía de figurante o ayudaba a llevar los cafés a las estrellas del cine transalpino.

Así pasó 15 años, sin ninguna actuación relevante, haciendo un poco de todo y acumulando una filmografía poco memorable.

Dada su buena presencia física (Marlio era un tipo alto, con un bigote muy de los 70, que no bebía alcohol y se cuidaba físicamente), el director Roberto Mauri lo contrató para un papel secundario en ‘Las adorables pornokillers’, una comedia erótica con sexo simulado, drogas y pistolas de broma encabezada por Carmen Russo, estrella mediática del cine y la televisión.

Sesso Nero

Una de las escenas reproducía una ducha entre Marlio y la estrella de la película, en la que ambos estaban desnudos y fingían hacer el amor. Al comenzar a rodarla, tanto Russo como el resto del equipo se dieron cuenta de que Cersosimo no podía controlar una imponente erección que obligó a repetir la secuencia en varias ocasiones.

 

La leyenda del indomable

La anécdota llegó a oídos de Joe D’Amato, quien planeaba rodar un puñado de películas X en parajes exóticos y buscaba actores italianos para completar el reparto, al lado de las primitivas estrellas del porno de su país, como Laura Levi, Annj Goren, Lucia Ramírez o Marina Frajese.

El mítico director contrató a Cersosimo en el papel protagonista de ‘Sexo negro’, un filme rodado en Santo Domingo que es considerado como la primera película X producida en Italia. Desde entonces, Manlio Cersosimo se transformó en Mark Shanon, el nombre con el que sería conocido en el cine sicalíptico.

Sesso Nero 5

 

Al contrario que los sementales que surgieron después, como Rocco Siffredi o Roberto Malone, Shanon no estaba dotado de un miembro espectacular, pero tenía la increíble capacidad para follarse todo lo que se movía con una fiabilidad extrema. Él mismo declaró en una entrevista que le parecía un “trabajo divertido”, que lo único a lo que se negaba era a interpretar escenas homosexuales porque “no se sentía capaz” y que aguantaba las eyaculaciones con concentración hasta que el director le ordenaba porque era “un actor profesional“.

Ganaba 200.000 liras (unos 120 euros) al día, en ocasiones por interpretar dos escenas diarias, y trabajaba nueve días al mes. El resto del tiempo lo ocupaba como guía turístico, una profesión que había aprendido y con la que practicaba su facilidad para hablar idiomas. A lo largo de un decenio, Mark Shanon fue el gran semental del cine X italiano, un honor que alcanzó casi por casualidad y que contrasta con la consideración que tenía de sí mismo, la de “una persona normal y corriente“.

Sesso Nero

Se retiró del cine en 1988, cuando estaba a punto de cumplir 50 años, dejando un magnífico recuerdo entre quienes trabajaron con él. Era un verdadero profesional tanto en las escenas de sexo como en las dialogadas y siempre dispensaba un trato exquisito a sus compañeras de reparto.

En su filmografía, que abarca una treintena de títulos, se encuentran algunas de las cintas míticas del primer porno hecho en Italia, e incluso el debut en el triple X de la gran Moana Pozzi. Diez años más tarde, de nuevo como Marlio Cersosimo, retomó brevemente su carrera de actor en la serie televisiva ‘Incantesimo’, dirigida por Ruggero Deodato, donde encarnaba al portero de un establecimiento y donde, curiosamente, se pudo escuchar por primera vez su verdadera voz. Hasta entonces siempre había sido doblado en sus películas.

Tras ese paso por la televisión, se retiró a Manzania, cerca de Roma, donde murió el pasado 11 de mayo a causa de un tumor cerebral.

Sesso Nero

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Violeta (MYHYV): "En el sexo soy egoísta, busco mi propio placer".
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados