De rodaje con el mejor director X del año

El pasado mes de agosto, supimos que Roberto Chivas rodaba una de sus series en Valencia. Así que pusimos en marcha a Manuel Valencia y lo mandamos a que se colara en la grabación. Este es el resultado de aquella noche de porno con quien, dos meses después, ganaría el Premio Ninfa-PL al mejor director X del año.

_1040541
MANUEL VALENCIA | 06/11/2013 - 13:40

Medianoche. Viernes caluroso en Valencia. Los termómetros marcan treinta grados. Llego a un lujoso hotel de las afueras. En la cafetería, tomándose un cortadito, espera un tipo musculado que, a primera vista, parece el cantante de un grupo neoyorquino de hip-hop. Lleva tatuajes y viste cómodo: camiseta negra, pantalones de chándal y playeras. Me saluda y me mira de arriba abajo. Me disecciona con rayos X. Sonríe y me invita a un limón granizado. Esto comienza bien.

Desde Asturias con amor

Y es que, a primera vista, Roberto Chivas puede parecer un malote, pero es un pedazo de pan y un profesional como la copa de un pino. Desde hace más de una década vive por y para el porno. Empezó desde muy abajo y ahora es un cotizado todoterreno mundial: actor, director y hasta productor de sus propias series calientes. Ha filmado tantas escenas que ya ha perdido la cuenta. “Cuando llegué a mil quinientas dejé de contar”, me dice sin inmutarse. “Y de eso hace ya unos cuantos años”, remata como el que no quiere la cosa.

Sexo para todo el mundo

Roberto lleva unos días en Valencia. Rueda escenas hot para su portal explicital.com, uno de los referentes imprescindibles –y más gozosos- a la hora de hablar de sexo duro. Nos ha invitado al rodaje de una pequeña orgía. Se le nota feliz, y no es para menos: acaba de fichar por la multinacional Brazzers, una de las productoras americanas más potentes del mundo. “Me reuní varias veces con los directivos de la compañía y me dieron largas. Seguí insistiendo… hasta que me dijeron que sí. Me aprobaron un presupuesto de 25.000 euros y ahora soy el productor de Brazzers en España para los próximos cinco años. Estamos rodando escenas con travestis, brasileñas… y preparando una nueva línea en español. Es material muy sexy”.

Las ninfas rumanas

Subo con Roberto a la azotea del hotel. Hay un pequeño set preparado con un sofá, un puff y varios focos. El cámara es Jean, un operador y editor de informativos y deportes que se ha convertido en su hombre de confianza desde hace tres años. Es canario y está fotografiando a dos chicas rumanas. Poses eróticas, con poquita ropa. A Jean no le tiembla el pulso. Cuando acaba la sesión, me cuenta: “Hay que follar pensando en los internautas. Tienes que rodar de forma sencilla, que se vea todo bien, y tener mucho cuidado con que nadie ponga las manos delante del objetivo.”

_1040565

El catering consiste en refrescos y algo de bollería. Las dos ninfas se toman un respiro y fuman un pitillo. Florentina tiene veintitrés años, pelo castaño con mechas rubias y ese morbo de la vecinita de la puerta de enfrente. Valentina tiene dieciocho, lleva un ajustado vestidito de lycra, zapatos plateados de tacón de aguja y sonríe con picardía. “Es mi primera escena y estoy un poco nerviosa, pero Roberto me ha tranquilizado. Da muy buen rollo y vamos a tener una escena de sexo estupenda.”

El cubano saleroso

“La escena tiene que ser muy realista”, me cuenta el semental asturiano. “Tiene que ser creíble. Las redes sociales te marcan las tendencias y eso es lo que quieren mis seguidores. Ese es el secreto del éxito de explicital.com, que da todo lo que buscan los aficionados. Y mucho más.”

Son las dos de la madrugada y la escena está a punto de comenzar. Acaba de llegar Rafa García, el hermano de Dinio. Ya estamos todos. Dos chicas y dos chicos. Esto promete. El cubano sonríe, habla sin parar y me cuenta un montón de chismes de famosetes. Lleva trabajando diez años con Roberto Chivas y tienen una química especial. Es infalible: “A todas las chicas les busco un morbo, me concentro y… a follar. Ya no paro hasta el final. Me puedes poner delante a Mariano Rajoy amenazándome con recortes, pero yo seguiré empalmado hasta que me diga Roberto. El sexo me da la vida.”

Dicho y hecho, los cuatro superhéroes sexuales se meten en faena y hacen una exhibición total de sus superpoderes libidinosos. Pura pasión.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados