Esto pasa El libro del cuarentón hijoputa

“Nosotros solo preparemos el escenario para la orgía”, nos han contado Migoya y Sequeiros en la entrevista que les hemos hecho para celebrar que sus ‘Hazañas de un cuarentón hijoputa’ se han convertido en libro.

Hernan Portada
Paco Gisbert | 20/02/2018 - 12:36

En noviembre de 2013, ‘Primera Línea’ publicó por primera vez las ‘Hazañas eróticas de un Cuarentón Hijoputa’, los relatos gamberros y provocativos de Hernán Migoya ilustrados por la mano maestra de Santiago Sequeiros. Más de cuatro años después, las ‘Hazañas’ se convierten en un libro que compila las 40 primeras entregas de las aventuras y que publica Dibbuks. Nos juntamos con los culpables de casi cinco años de humor canalla y políticamente incorrecto para que nos hagan un balance. Los autores presentan el libro el próximo jueves, 22 de febrero, en la librería Malpaso de Barcelona.

¿Qué es, así en global, este libro, más allá de una recopilación?
Hernán Migoya: Creo que se podría definir como una puesta al día de cierta literatura picaresca española, reseteándola en torno a un golfo de nuestros tiempos que se lo pasa fenomenal en la cama, y que vive las situaciones más surrealistas a partir de sus peripecias sexuales. Me sirve un poco para plantear sátiras sociales y hasta políticas sobre cómo se organiza -o nos organizan- nuestra vida actual, pero siempre en el tablero de juego del sexo libre

¿Cómo trabajáis a cuatro manos?
Santiago Sequeiros: Escudriño el texto de Hernán y busco aquello que calla. El sentimiento que se oculta bajo la representación ritual,  aquello que ocultamos cuando nos mostramos. Trato de leer la realidad del texto, el material, como si fuera una paradoja, como si todas esas palabras y hechos que se ponen sobre el papel no fueran más que maleza colocada expresamente para ocultar un hecho más profundo y aterrador.

HM: El arte de Sequeiros justifica por sí solo la existencia de esta obra. Empezamos muy ilusionados la serie porque era un aliciente poder trabajar al fin juntos en un proyecto con periodicidad regular, dado que somos amigos íntimos desde 1993.

En un mundo cada vez más puritano, personajes como el Cuarentón son incómodos.
HM: No sé qué decirte. Supongo que cada época tiene sus dosis de puritanismo y de libertarismo propios. Ahora presuntamente hay una mayor libertad creativa. Yo creo que hay una mayor libertad creativa que cuando escribí ‘Todas putas’. Para lo que hay mucha menos libertad es para opinar. Pero como hoy día todo el mundo opina de todo, lo mejor es callar y escribir.Catwoman

 

SS: No sé si es cómodo o incómodo. Creo que hay que someter a juicio los sentimientos de abnegación, de sacrificio por el prójimo, a la moral de la renuncia en sí.

¿Es un arma para luchar contra este mundo pacato?
SS: No se puede. Parece un puritanismo nuevo pero no lo es. Es el mismo viejo puritanismo de raíces cristianas cargado de resentimiento. Resentimiento al dolor y a la vida entendida como algo erróneo que se subsana con culpa, buena voluntad y penitencia. Sorprende porque no proviene de donde se presupone, pero su forma de pensar, gremial y excluyente, su intolerancia intrínseca a otra realidad, es similar.

HM: Bueno, vivo en el Perú, un país mucho más pacato que España, y sin embargo los peruanos follan mucho, muchísimo más que los españoles, y la gente está mucho más caliente y satisfecha en general. Hay hoteles por horas en cada manzana, a 12 euros la habitación, donde van parejas de todas las edades a pasarlo fenomenal. Así que a lo mejor es bueno que el mundo se vuelva más pacato. Cuanto más pacata y moralista es la gente, más crecerán las perversiones y los actos lujuriosos. Y sin perversión y lujuria, el erotismo es imposible.

¿Los dibujos de Sequeiros complementan o mejoran el texto de Migoya?
SS: Ni lo uno ni lo otro. Para mí es un juego de desvelamientos. Creo que la literatura de Hernán es autosuficiente, en sí misma ya contiene un montón de imágenes. Y lo que busco es una relación a tres bandas, preparar el escenario para la orgía. Lo que Hernán y yo hacemos solo es el prólogo.

HM: Yo creía que Sequeiros se aburriría después de dibujar el tercer cuento, la verdad. Pero qué va, se lo pasa tan bien como yo subido a este tíovivo del Cuarentón. Y cada vez se nos nota más cómodos en el tono de nuestras aportaciones.

¿Cuánto hay de autobiográfico en los relatos?
HM: Muy poco. Empecé tomando alguna anécdota real y vistiéndola como fantasía, pero de pronto me di cuenta de que la fantasía era tanta y tan estimulante, que era mejor dejarse llevar por ella. Al mismo tiempo, el personaje funcionaba mejor cuanto más exagerado, ridículo y patético lo pintaba.

Santiago Sequeiros

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Violeta (MYHYV): "En el sexo soy egoísta, busco mi propio placer".
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados