Historias del porno La reina de los Balcanes

Historias del porno La reina de los Balcanes

Hoy toca repasar la fulgurante carrera de esta reina de los Balcanes nacida en París. Musa de Marc Dorcel y gran estrella del porno con argumento, Draghixa conoció una segunda edad de oro, dejado ya atrás el porno, como cantante y dj.

Vicio y subcultura Tenemos que hablar de Legal Porno

Vicio y subcultura Tenemos que hablar de Legal Porno

Placer culpable de varias hornadas de pornófilos, esta productora de Europa del Este y especializada en gonzo extremo está entrando en su edad de su oro con fichajes tan espectaculares como Adriana Chechik.

Historias del porno Nadie está a salvo de Rocco

Historias del porno Nadie está a salvo de Rocco

Rendimos tributo de nuevo a Rocco Siffredi, esta vez en su papel de gran fetichista y cultivador del sexo extremo, el hombre que ha llevado el gonzo a otra dimensión.

En DVD Liza del Sierra se infiltra en la Zona Triple X

En DVD Liza del Sierra se infiltra en la Zona Triple X

Hay que ver lo mucho que da de sí el número de julio de nuestra colección ‘Zona Triple X’. Del poderío pectoral de Liza del Sierra a la extravagancia hentai pasando por el vecindario promiscuo de India Summer o la elegancia morbosa de Jacky St. James.

Kagney Linn Karter y su sexo rústico, en ‘Primera Línea’

Kagney Linn Karter y su sexo rústico, en ‘Primera Línea’

Desde Texas con amor. Kagney Linn Karter es el último fichaje para esa orgiástica bacanal de sexo que nos hemos empeñado en acercarte a los quioscos todos los meses y que se titula ‘Zona Triple X’.

Historias del porno: El viaje del gonzo

Historias del porno: El viaje del gonzo

Los hermanos Mitchell organizaron, a mediados de los 80, un viaje para apoyar la inocencia de su amigo Hunter S. Thompson, el escritor que acuñó el término gonzo, quien había sido acusado de acoso sexual. El viaje nunca llegó a hacerse, pero ha generado una historia muy curiosa.

Historias del porno: El nacimiento del gonzo

Historias del porno: El nacimiento del gonzo

John Stagliano tuvo una idea de doble filo. Gracias al uso de la cámara subjetiva inyectó al porno una dosis de realismo hasta entonces desconocida, pero también puso el primer clavo en el ataúd del cine X narrativo, pulcro y bien producido que había existido hasta entonces.

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados