Vicio y subcultura Sí a mirar escotes

Vicio y subcultura Sí a mirar escotes

La mirada de reojo que Tom Hiddleston dedicó al escote de Brie Larson sirve a Blánquez para embarcarse en una (delirante, por supuesto) reivindicación del instinto básico y la incorrección política.

Vicio y subcultura Las actrices X quieren tallas grandes

Vicio y subcultura Las actrices X quieren tallas grandes

Abel Danger y su declaración de amor vía Twitter al superdotado Julio Gómez nos han acabado de abrir los ojos. El tamaño importa, señores. Las actrices porno prefieren las tallas XXL.

Vicio y subcultura Alexis Texas, ¿una musa para la era Trump?

Vicio y subcultura Alexis Texas, ¿una musa para la era Trump?

Para Blánquez, Alexis Texas es, además de un escándalo y un primor, una reliquia. Una superviviente de otra era del porno en la que actrices rubias y neumáticas fornicaban al viejo estilo, con aire de distantes aristócratas del sexo.

Vicio y subcultura Nunca hubo mejor sexo que en Versalles

Vicio y subcultura Nunca hubo mejor sexo que en Versalles

Blánquez lo tiene claro: nunca, en ninguna época ni en ningún lugar del planeta, se ha fornicado tan a conciencia y con tanto abandono como en la corte francesa entre los siglos XVII y XVIII. Acaba de publicarse un libro que nos lo cuenta.

Vicio y subcultura Kendra Sunderland: así se crea una estrella

Vicio y subcultura Kendra Sunderland: así se crea una estrella

Una escena de masturbación solitaria en una biblioteca de Oregón ha servido para que la carrera en el porno de la jovencísima Kendra Sunderland arranque a toda mecha. Blánquez le augura un futuro espléndida a poco que se ponga y le saque a sus cartas todo el partido.

Vicio y subcultura Florida, ¿capital mundial del porno?

Vicio y subcultura Florida, ¿capital mundial del porno?

¿Qué tiene Florida, que se ha convertido en la gran cantera del erotismo internacional, el lugar del que proceden un porcentaje altísimo de actrices debutantes en el cine X? Javier Blánquez analiza tan extraño fenómeno con la falta de prejuicios que la caracteriza.

Vicio y subcultura Nos gusta ser voyeurs

Vicio y subcultura Nos gusta ser voyeurs

Somos incorregibles. Javier Blánquez parte del último libro del gran cronista norteamericano Gay Talese para insistir en lo obvio: casi todos llevamos a un voyeur dentro, nos encanta ver cómo los demás tienen relaciones sexuales.

Vicio y subcultura Por qué amamos a Emma Stone

Vicio y subcultura Por qué amamos a Emma Stone

Blánquez sigue utilizando Vicio y subcultura para identificar a sus objetos de adoración. Esta vez le llega el turno a la nueva reina de la comedia musical, espectacular pelirroja de pómulos rollizos y voz de resaca eterna.

Vicio y subcultura Adriana Chechik, reina del hardcore

Vicio y subcultura Adriana Chechik, reina del hardcore

Blánquez lo tiene claro: la actriz X más extrema y radical de 2016 ha sido Adriana Chechik. La de Pensilvania se ha pasado los últimos 12 meses explorando a conciencia los límites de la pornografía, y nuestro vicioso de cabecera opina que se merece como ninguna el premio AVN a la mejor performer del año.

Vicio y subcultura Jennifer Lawrence, ¿la más deseada del planeta?

Vicio y subcultura Jennifer Lawrence, ¿la más deseada del planeta?

Llega la hora de hacer balance de lo que ha dado de sí este año tan golfo y tan vicioso. Y Blánquez abre la veda con una reflexión que roza el sacrilegio: ¿No será que Jennifer Lawrence ha perdido todo el misterio y ya no es la mujer más apetecible del universo?

Vicio y subcultura Nina Kraviz, la dj que nos vuelve locos

Vicio y subcultura Nina Kraviz, la dj que nos vuelve locos

A Blánquez le gusta todo lo que tiene que con la dj siberiana Nina Kraviz, de su belleza gélida a su colección de discos pasando por su talento para el deep house y la nostalgia electrónica y su olfato para captar nuevos talentos.

Vicio y subcultura Felicity Jones no enseña carne

Vicio y subcultura Felicity Jones no enseña carne

¿Puede una actriz que no se ha desnudado nunca, la más recatada de las divas de su generación, ser objeto de culto para una tribu de canallas como nosotros? Blánquez opina que sí y, además nos lo argumenta.

Vicio y subcultura Bacalao: cuando Valencia fue moderna

Vicio y subcultura Bacalao: cuando Valencia fue moderna

Blánquez se sumerge en la verdadera historia del bacalao y de La Ruta, ese fenómeno subterráneo que aunó fiesta salvaje, drogas y vanguardia musical y convirtió durante años a Valencia en una de las ciudades más modernas y vitales de Europa.

Vicio y subcultura ‘La llegada’ produce erecciones mentales

Vicio y subcultura ‘La llegada’ produce erecciones mentales

A Javier Blánquez le ha impactado muchísima ‘La llega’, última película del director canadiense Denis Villeneuve. Tanto, que incluso insiste en hablarnos solo de cine y no de lo apetecible que está ahora mismo su protagonista, Amy Adams.

Vicio y subcultura Scarlett Johansson es un tanque acorazado

Vicio y subcultura Scarlett Johansson es un tanque acorazado

La llevamos viendo en pantalla desde hace más de 13 años e igual nos hemos acostumbrado a ella, pero Blánquez repara en que Scarlett, aparte de ser cada vez mejor actriz, se está poniendo muy cachas.

Vicio y subcultura Ellos las prefieren ‘curvys’

Vicio y subcultura Ellos las prefieren ‘curvys’

En esto del porno, sostiene Blánquez, el físico de las chicas va por modas. Ahora se llevan las ‘curvys’, muchachas lozanas que no se preocupan si les cuelga un buen michelín o su culo se desparrama más de lo normal.

Vicio y subcultura Obsesionados con Riley Reid

Vicio y subcultura Obsesionados con Riley Reid

Blánquez se rinde al encanto abrumador de una actriz X que desafía casi todos los cánones: ha llegado a la cúspide con su cuerpo menudo, sus pechos discretos y naturales y sin depilarse la entrepierna ni renunciar a su eterna sonrisa.

Vicio y subcultura El sexo con robots es el futuro

Vicio y subcultura El sexo con robots es el futuro

Blánquez ha encontrado en la serie ‘Westworld’ una ficción sólida e inteligente trufada, además, de violencia, sexo y reflexiones sobre los límites de la moral y los bajos instintos del animal humano.

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados