Vicio y subcultura Por qué amamos a Emma Stone

Vicio y subcultura Por qué amamos a Emma Stone

Blánquez sigue utilizando Vicio y subcultura para identificar a sus objetos de adoración. Esta vez le llega el turno a la nueva reina de la comedia musical, espectacular pelirroja de pómulos rollizos y voz de resaca eterna.

Vicio y subcultura Adriana Chechik, reina del hardcore

Vicio y subcultura Adriana Chechik, reina del hardcore

Blánquez lo tiene claro: la actriz X más extrema y radical de 2016 ha sido Adriana Chechik. La de Pensilvania se ha pasado los últimos 12 meses explorando a conciencia los límites de la pornografía, y nuestro vicioso de cabecera opina que se merece como ninguna el premio AVN a la mejor performer del año.

Vicio y subcultura Jennifer Lawrence, ¿la más deseada del planeta?

Vicio y subcultura Jennifer Lawrence, ¿la más deseada del planeta?

Llega la hora de hacer balance de lo que ha dado de sí este año tan golfo y tan vicioso. Y Blánquez abre la veda con una reflexión que roza el sacrilegio: ¿No será que Jennifer Lawrence ha perdido todo el misterio y ya no es la mujer más apetecible del universo?

Vicio y subcultura Nina Kraviz, la dj que nos vuelve locos

Vicio y subcultura Nina Kraviz, la dj que nos vuelve locos

A Blánquez le gusta todo lo que tiene que con la dj siberiana Nina Kraviz, de su belleza gélida a su colección de discos pasando por su talento para el deep house y la nostalgia electrónica y su olfato para captar nuevos talentos.

Vicio y subcultura Felicity Jones no enseña carne

Vicio y subcultura Felicity Jones no enseña carne

¿Puede una actriz que no se ha desnudado nunca, la más recatada de las divas de su generación, ser objeto de culto para una tribu de canallas como nosotros? Blánquez opina que sí y, además nos lo argumenta.

Vicio y subcultura Bacalao: cuando Valencia fue moderna

Vicio y subcultura Bacalao: cuando Valencia fue moderna

Blánquez se sumerge en la verdadera historia del bacalao y de La Ruta, ese fenómeno subterráneo que aunó fiesta salvaje, drogas y vanguardia musical y convirtió durante años a Valencia en una de las ciudades más modernas y vitales de Europa.

Vicio y subcultura ‘La llegada’ produce erecciones mentales

Vicio y subcultura ‘La llegada’ produce erecciones mentales

A Javier Blánquez le ha impactado muchísima ‘La llega’, última película del director canadiense Denis Villeneuve. Tanto, que incluso insiste en hablarnos solo de cine y no de lo apetecible que está ahora mismo su protagonista, Amy Adams.

Vicio y subcultura Scarlett Johansson es un tanque acorazado

Vicio y subcultura Scarlett Johansson es un tanque acorazado

La llevamos viendo en pantalla desde hace más de 13 años e igual nos hemos acostumbrado a ella, pero Blánquez repara en que Scarlett, aparte de ser cada vez mejor actriz, se está poniendo muy cachas.

Vicio y subcultura Ellos las prefieren ‘curvys’

Vicio y subcultura Ellos las prefieren ‘curvys’

En esto del porno, sostiene Blánquez, el físico de las chicas va por modas. Ahora se llevan las ‘curvys’, muchachas lozanas que no se preocupan si les cuelga un buen michelín o su culo se desparrama más de lo normal.

Vicio y subcultura Obsesionados con Riley Reid

Vicio y subcultura Obsesionados con Riley Reid

Blánquez se rinde al encanto abrumador de una actriz X que desafía casi todos los cánones: ha llegado a la cúspide con su cuerpo menudo, sus pechos discretos y naturales y sin depilarse la entrepierna ni renunciar a su eterna sonrisa.

Vicio y subcultura El sexo con robots es el futuro

Vicio y subcultura El sexo con robots es el futuro

Blánquez ha encontrado en la serie ‘Westworld’ una ficción sólida e inteligente trufada, además, de violencia, sexo y reflexiones sobre los límites de la moral y los bajos instintos del animal humano.

Vicio y subcultura Lana Rhoades: cuando una estrella es carnaza

Vicio y subcultura Lana Rhoades: cuando una estrella es carnaza

A Blánquez le ha dado por indagar en la cara oculta del porno. Esos sótanos mal ventilados en que jóvenes estrellas como Lana Rhoades sufren experiencias traumáticas que las empujan a dejar el negocio mucho antes de desarrollar en él todo su potencial.

Vicio y subcultura Somos malas personas por culpa de Paul Verhoeven

Vicio y subcultura Somos malas personas por culpa de Paul Verhoeven

Javier Blánquez rinde tributo a un hombre que lleva décadas facturando películas sucias, soeces y canallas pero con mucha sustancia y fundamento: el gran Paul Verhoeven, cuya última película, ‘Elle’, se ha estrenado hace unos días.

Vicio y subcultura ¡Que llega la ciencia ficción china!

Vicio y subcultura ¡Que llega la ciencia ficción china!

Blánquez lo tiene claro: China esa la gran potencia emergente en lo que a ciencia ficción se refiere. Y ‘El problema de los tres cuerpos’, novela de Cixin Liu, es el síntoma más claro de que la futurista fiebre amarilla está llegando por fin a Europa.

Vicio y subcultura Gracias a Dios que vuelve Mel Gibson

Vicio y subcultura Gracias a Dios que vuelve Mel Gibson

El inminente estreno de la última película que ha dirigido Mel Gibson pone a Blánquez al borde del éxito. Vuelve el gran apóstol del cine crudo y desvergonzadamente masculino, por no hablar de uno de los bocazas más entrañables e irredentos de Hollywood.

Vicio y subcultura Asa Akira, porno para leer

Vicio y subcultura Asa Akira, porno para leer

Blánquez lo tiene claro: la segunda parte de las memorias de Asa Akira, gran estrella del cine X que se asoma a la treintena con todo el carisma y el empuje intactos, es una lectura que vale mucho la pena y que los buenos aficionados no deberían perderse.

Vicio y subcultura Veronica Avluv, la MILF definitiva

Vicio y subcultura Veronica Avluv, la MILF definitiva

¿Quién dijo que la de las MILF era la segunda división del erotismo? Gracias a Veonica Avluv, ha quedado claro que se puede debutar en el porno al borde de los 40 y dar el salto a la élite comiéndole la tostada a la inmensa mayoría de jovencitas de piel tersa y carrera efímera.

Vicio y subcultura Las Grey: la gran familia del porno

Vicio y subcultura Las Grey: la gran familia del porno

A Blánquez le ha dado esta vez por repasar a conciencia la vida y milagros de toda una hornada de jóvenes actrices porno con un denominador común: todas han elegido el apellido Grey como homenaje a la reina Sasha, gran pionera de lo moderno, lo refinado y lo extremo en el tinglado triple X.

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados